Cuota como autónomo 2019

Los autónomos se han convertido en uno de los protagonistas de la escena política desde que PSOE y Podemos anunciasen el pacto para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado 2019. El acuerdo incluye un aumento Salario Mínimo (SMI) cuya traducción es que la base de cotización de los trabajadores autónomos subiría y, por lo tanto, pagarían más en 2019. En concreto, la factura sería de 35 euros más al mes para quienes cotizan por la base mínima.

A esto se añadía la intención de ligar la cotización de los autónomos a sus ingresos reales sin más información sobre el modelo que se iba a seguir. A esta iniciativa se ha aferrado el Gobierno para capear el temporal de críticas y quejas tanto en redes sociales como desde las asociaciones de autónomos. Tanto es así que apenas dos días después del acuerdo se anunció que la cuota de los autónomos se desvincularía del SMI, salvo para los que ingresasen menos que ese salario mínimo, que podrían acogerse a una nueva tarifa plana de 50 euros.

El anunció provocó un nuevo cisma. Hacer que los autónomos coticen según sus ingresos perjudicaría al 70% de los trabajadores por cuenta propia, que pasarían a pagar más a la Seguridad Social sin que sus beneficios sociales se viesen afectados de igual forma en positivo. El principal problema es que todavía no existe un modelo consensuado para implementarla. De hecho, esto es ahora mismo lo que están negociando entre el Ejecutivo y las asociaciones de autónomos con la vigilancia de Podemos, que a priori se niega a cualquier aumento en lo que ya pagan los autónomos a la Seguridad Social.

Entre los cambios más factibles está el aumento de base máxima de cotización para 2019. Según explican desde Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (más conocida como AIReF), en el escenario presupuestario enviado por el PSOE a Bruselas se incluye un aumento de entre el 10% y el12% de la base máxima de cotización. Esto permitiría al Ejecutivo recaudar entre 1.000 y 1.100 millones de euros más al año.

Este sería un paso en línea con la idea de destopar las cotizaciones que ya lanzó en su día Pedro Sánchez. La medida supondría que la base máxima pasaría a ser de entre 4.184 y 4.260 euros frente a los 3.803,7. Recuerda que la base de cotización es clave para saber cuál será tu pensión como autónomo. En la siguiente píldora puedes hacer tus cálculos.

Sobre este escenario han estado negociando autónomos y Ejecutivo hasta dar con una solución. Ahora mismo parece que ya existe un preacuerdo para la subida de las cotizaciones a los autónomos en 2019. Este se articularía sobre la primera propuesta realizada por el Ministerio de Trabajo. En concreto, la base de cotización subitá un 1,25% hasta los 944,35 euros frente a los 932,7 euros actuales.

Lo que todavía resta por fijar el tipo de cotización final, que en la propuesta inicial estaba en el 33,7%. Si se aplicase la cuota final subiría en torno a 39 euros y afectaría especialmente a los autónomos que cotizan sólo por las contingencias comunes. Según parece, el tipo no llegará tan lejos, sino que se quedará entre el 29,8% actual y el 31,4%, según explican desde Cinco Días. Esto supone que en el peor de los escenarios los autónomos pagarán 18 euros más al mes si cotizan por la base mínima. 

Qué se ha quedado por el camino

En el tintero han quedado otras dos propuestas del Ministerior. La segunda propuesta o escenario planteado incluía un incremento de la base de cotización hasta los 991 euros y el tipo hasta el 31,8%, con lo que la cuota mínima pasaría a ser de 315 euros.

Por último, el tercer escenario suponía aumentar cerca de 50 euros la cuota con un aumento hasta los 1.050 euros de la base de cotización con un tipo del 21,2%.

La última propuesta marca un cuarto escenario con una subida de 18 euros al mes en la cuota de cotización por la base mínima. Estos 18 euros surgen de subir un 2% la base mínima y de aumentar los tipos de cotización por enfermedad común y desempleo. 

A cambio de estos aumentos, los autónomos verían cómo mejora la cobertura de contingencias comunes y de paro. El problema de la iniciativa es que la primera, que afecta a la baja del autónomo, apenas se usa y a la segunda es prácticamente imposible acceder por las condiciones que exige.

También está sobre la mesa una propuesta para subir de 50 a 75 euros la tarifa plana para nuevos autónomos y limitarla a un año de duración.