Cuota como autónomo 2019

Después de meses de negociación y diferentes propuestas, Gobierno y asociaciones de trabajadores autónomos han alcanzado un acuerdo para fijar las cotizaciones de los autónomos en 2019. Lo que pagan los trabajadores por cuenta propia a la Seguridad Social subirá, pero mucho menos de lo que se había fijado al comienzo del proceso. 

De forma muy resumida, la subida será de 5 euros en la cota de autónomos, personas físicas y de cerca de dos euros en los autónomos societarios.

Las cotizaciones de los autónomos en 2019

La subida de la cuota de los autónomos en 2019 incluye un aumento en las bases de cotización y también en el tipo de cotización que se aplicará.

En este sentido, la base mínima de cotización sube un 1,25%. De esta forma, la base mínima pasará de los actuales 932,7 euros a 944,35 euros en 2019.

Recuerda que la base de cotización es clave para saber cuál será tu pensión como autónomo. En la siguiente píldora puedes hacer tus cálculos.

A esto se añade un incremento del tipo de cotización, también muy por debajo de las propuestas iniciales. En concreto, el tipo de cotización de los autónomos en 2019 será del 30% frente al 29,8% actual. Además, este tipo irá subiendo 0,3 puntos porcentuales cada año hasta 2022. Esta será su progresión:

- 2019: 30%

- 2020: 30,3%

- 2021: 30,6%

- 2022: 30,9%

Por último y en línea con la intención de que los autónomos paguen más para tener más coberturas y acercarlos a los asalariados, se va a obligar a cotizar por varias contingencias a todos los empleados por cuenta propia. Así, en 2019 los autónomos tendrán que cotizar por contingencias profesionales a un tipo del 0,6%, por ceses de actividad a un tipo del 1% y por formación profesional a un tipo del 0,1%. Hasta ahora estas coberturas eran voluntarias para algunos colectivos de autónomos.

Estas medidas son también un estadio previo a la primera intención del ejecutivo: ligar la cotización de los autónomos a sus ingresos reales. Hacer que los autónomos coticen según sus ingresos perjudicaría al 70% de los trabajadores por cuenta propia, que pasarían a pagar más a la Seguridad Social sin que sus beneficios sociales se viesen afectados de igual forma en positivo. El principal problema es que todavía no existe un modelo consensuado para implementarla. De hecho, esto es ahora mismo lo que están negociando entre el Ejecutivo y las asociaciones de autónomos con la vigilancia de Podemos, que a priori se niega a cualquier aumento en lo que ya pagan los autónomos a la Seguridad Social.

La cuota de autónomo en 2019

Con todos estos cambios, ¿Cuál será la cuota del autónomo en 2019? Para ese 80% que cotiza por la base mínima la cuota como trabajador por cuenta propia pasará de los 278,87 euros a los 283,3 euros en 2019. El aumento mensual apenas supera los 5 euros y en todo el año los autónomos pagarán 63 euros más.

Cambios para los autónomos societarios

El acuerdo contempla un escenario diferente para los autónomos societarios, es decir, aquellos que además son socios de la empresa. Los últimos cambios introducidos en 2017 por la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo ligó su cotización al régimen de los autónomos y no al general.

Para este tipo de profesionales su base mínima subirá también en torno a 5 euros para pasar de los 1.198 euros a los 1.214,8 euros. Con el aumento del tipo de cotización, la cuota de los auonomos societarios en 2019 será de 364,22 euros frente a los 357 euros actuales.

Qué se ha quedado por el camino

En el tintero han quedado varias propuestas del Ministerio de Trabajo y algún globo sonda de mayor calado. Además de ligar las cotizaciones de los autónomos a sus ingresos, también se habló en su momento de la idea de destopar las cotizaciones. La medida habría supuest que la base máxima pasase a ser de entre 4.184 y 4.260 euros frente a los 3.803,7.

A partir de ahí, el acuerdo ha enterrado los tres escenarios anteriores que se manerjaron. El primero incluía una subida de las cotizaciones a los autónomos en 2019 con un aumento un 1,25% en la base hasta los 944,35 euros frente a los 932,7 euros actuales.

A esto se ina a sumar un incremento del tipo de cotización del 33,7%. De haberse aplicado, la cuota final subiría en torno a 39 euros y afectaría especialmente a los autónomos que cotizan sólo por las contingencias comunes. La segunda propuesta o escenario planteado incluía un incremento de la base de cotización hasta los 991 euros y el tipo hasta el 31,8%, con lo que la cuota mínima pasaría a ser de 315 euros.

Por último, el tercer escenario suponía aumentar cerca de 50 euros la cuota con un aumento hasta los 1.050 euros de la base de cotización con un tipo del 21,2%.

A estas se sumaba una propuesta adicional con una subida de 18 euros al mes en la cuota de cotización por la base mínima. Estos 18 euros surgen de subir un 2% la base mínima y de aumentar los tipos de cotización por enfermedad común y desempleo. 

A cambio de estos aumentos, los autónomos verían cómo mejora la cobertura de contingencias comunes y de paro, algo que finalmente se ha impuesto por ley. En este sentido, se mantiene el problema de que la baja del autónomo apenas se usa, ya que es prácticamente imposible acceder por las condiciones que exige.

También está sobre la mesa una propuesta para subir de 50 a 75 euros la tarifa plana para nuevos autónomos y limitarla a un año de duración.