Las inversiones tienen su propio apartado en la declaración de la renta. Tanto es así que Hacienda las agrupa dentro de las rentas del ahorro. En un artículo anterior te contamos cómo la fiscalidad influye en tus inversiones. En esta ocasión queremos recopilar las inversiones que desgravan la declaración de la renta.

Y es que hay una serie limitada de productos de inversión con los que ahorrar en la renta 2018. Se trata de inversiones que te permitirán pagar menos impuestos al hacer la renta 2018 lo por el mero hecho de haberlas elegido.

Estas son las inversiones que puedes desgravar en la renta 2018:

Planes de pensiones

Son un clásico para pagar menos en la renta. Es el producto de ahorro para desgravar en la declaración de la renta más recurrente. En realidad, más que una deducción se trata de una minoración, de manera que el dinero que aportes a tu plan de pensiones se restará a tu base imponible. Para que lo entiendas mejor, si has ganado 40.000 euros en 2018 y has invertido 5.000 euros en un plan, para Hacienda será como si solo hubieses ingresado 35.000 euros. Este artículo de @carlos.alosete te explica en profundidad esta ventaja fiscal de los planes de pensiones.

Eso sí, nunca olvides que esta ventaja tiene su contrapunto en la fiscalidad del rescate del plan de pensiones. Y es que puedes pagar muchos impuestos si no aciertas con la fórmula.

Esta ventaja fiscal está limitada a un máximo de 8.000 euros al año por contribuyente. En otras palabras, no podrás invertir ni desgravar más de esa cantidad. En la siguiente píldora puedes calcular cuánto te desgravarás si inviertes por invertir en un plan de pensiones para poder ver si te compensa.

PPA o Plan de Previsión Asegurado

Los PPA son la alternativa del sector asegurador a los planes de pensiones y cuentan con las mismas ventajas fiscales, aunque son ligeramente diferentes en su funcionamiento y características. En otras palabras, podrás desgravar por las aportaciones a PPAs al hacer la declaración de la renta como lo haces con los planes de pensiones. 

Tampoco cambia es el límite ya mencionado de 8.000 euros de aportación máxima por contribuyente para este tipo de inversiones. 

Aquí puedes ver cómo funcionan los PPA.

Inversión en empresas (parte estatal)

Existe una bonificación estatal para la inversión en empresas de nueva creación. Se trata del 30% de lo que hayas aportado para la compra de acciones sobre una máxima de 60.000 euros, una de las novedades de la renta 2018. A efectos prácticos, esto quiere decir que te podrás desgravar hasta 18.000 euros por las inversiones en start ups y empresas de reciente creación. 

Para poder beneficiarse de esta deducción en la renta 2018, la compañía de destino no podrá superar los 400.000 euros en fondos propios ni cotizar en bolsa (MAB incluido). Adicionalmente, la paticipación en la empresa no podrá superar el 40% del capital

Además, tampoco podrás incluir dentro de la deducción por inversión en empresas las cantidades por las que te desgraves en la parte autonómica por el mismo motivo. Esta es la forma en la que Hacienda evita la doble deducción.

Si aplicas a este tipo de deducciones podrás incluirlas en la casilla 660 de la renta 2017 (cuando Hacienda publique el modelo 100 actualizaremos la información sobre la casilla).

Inversión en empresas (parte autonómica).

Muchas comunidades cuentan con sus propios incentivos por invertir en compañías de nueva creación. Si quieres saber si la tuya es una de ellas, puedes consultarlo en el Manual de la Renta que puedes ver aquí.

En el índice del Manual de la renta encontrarás las deducciones divididas por comunidad para buscar la tuya de forma más sencilla. En la columna de “Otros conceptos deducibles” verás las desgravaciones por invertir en empresas que puedes aplicar en la renta 2018.

Inversión en empresas del MAB

También son varias las comunidades autónomas que permiten deducir parte de la inversión en empresas de la región cotizadas en el Mercado Alternativo Bursátil. En concreto, Aragón, Cataluña, Galicia, Madrid y Murcia permiten esta opción para pagar menos impuestos al hacer la renta

Pérdidas en bolsa de años anteriores

En realidad, nos referimos a la posibilidad de compensar pérdidas con ganancias de hasta los cuatro próximos ejercicios o ejercicios anteriores, según se mire. En la renta 2018 puedes hacer aflorar pérdidas de hasta 2014 para que se resten a lo que ganaste por tus inversiones el año pasado. Aquí te explicamos cómo compensar pérdidas en la declaración de la renta

Como se puede ver, la forma en la que inviertas determinará los impuestos que pagas y puedes incluso aprovechar tus inversiones para pagar menos impuestos en el IRPF.