¿No presentaste el Modelo 720 y Hacienda te ha sancionado? Puede interesarte recurrir. Y es que los tribunales empiezan a dar marcha atrás en las sanciones impuestas por la Agencia Tributaria en primera instancia.

En concreto, el Tribunal Económico-Administrativo Regional de Valencia acumula varias sentencias en esta dirección. El motivo de este cambio tiene que ver con que Hacienda vulnera la presunción de inocencia del contribuyente sancionando sin acreditar la culpabilidad. Para los tribunales el simple hecho de no entregar el modelo en plazo no implica que su actuación sea culpable y, por lo tanto, que deba de hacer sanción.

 

Qué es el modelo 720 y quienes deben presentarlo

El Modelo 720 es una declaración informativa, es decir, que no implica el pago de impuestos. En ella se declaran los bienes y derechos situados en el extranjero que superen los 50.000 euros. Esto incluye depósitos, cuentas corrientes y también las inversiones en fondos, ETFs o acciones, por poner algunos ejemplos.

El Modelo 720 de Hacienda se creó en 2012 y en principio no indica exclusiones a la hora de quiénes están obligados a declarar. En este artículo puedes encontrar más información al respecto: ¿Hay que declarar los fondos de inversión que tenemos fuera de España con el Modelo 720?

El problema de este modelo, como explica Alejandro Campos desde DMS Consulting, es que contradice la normativa europea sobre libertad de movimiento de capitales y que el propio Tribunal de Justicia de la Unión Europea consideran que las sanciones impuestas son desproporcionadas. De hecho, ya condenó a modificar la normativa al respecto, algo que España todavía no ha realizado.

Sanciones por no presentar a tiempo el Modelo 720

¿Cuáles son estas sanciones que el TJUE considera desproporcionadas y el propio TEAR empieza a anular? Dependiendo de la gravedad, Hacienda tiene potestad de poner las siguientes multas por presentar fuera de plazo el modelo 720:

- 100 euros por dato no declarado con un mínimo de 1.500 euros por declarar fuera de plazo.

- 5.000 euros por dato con un mínimo de 10.000 euros por no declarar o hacerlo de forma incorrecta.

Estas sanciones son muy superiores a las de otras declaraciones. A modo de ejemplo, en el IRPF la sanción por presentar la renta fuera de plazo es de 200 euros si la cuota es a ingresar y puede reducirse a la mitad, mientras que asciende a 200 euros si no la presentas y Hacienda te reclama.

Adicionalmente, si presentas el Modelo 720 fuera de plazo, también pueden proceder a imputar los bienes no declarados como ganancia patrimonial a efectos de IRPF e incluir una sanción adicional del 150% sobre la cuota de IRPF a cuenta de esa imputación.

Estas son las sanciones que la CE considera abusivas y que desde los TEAR (Tribunal Económico-Administrativo Regional) empiezan a rechazar.