El adelanto electoral anunciado hoy por Pedro Sánchez no solo tiene calado político, sino un importante impacto en el terreno económico. 

No lo digo por su impacto en la bolsa, que como se ha visto hoy ha sido prácticamente silencioso. De hecho, el Ibex sube hoy fuerte, al compás del reto de mercados de renta variable, impulsado por el aparente acercamiento de China y EEUU en su guerra comercial. 

Me refiero más a las importantes medidas y decisiones de carácter económico y fiscal que estaban tanto en tramitación parlamentaria como en el presupuesto abortado. Sólo las nuevas normas que ya estaban aprobadas via decreto ley y publicadas en el BOE se mantienen, pero las propuestas que no habían sido aprobadas por decreto y las que sólo estaban planteadas en el borrador presupuestario quedan en el aire. 

Como la cosa puede resultar liosa, nos hemos hecho el Finect Week de esta semana repasando cómo quedan las medidas que teóricamente tienen un impacto económico más importante, que también enumeramos justo debajo del vídeo. 

 

 

Básicamente, así quedaría la situacíón: 
 

QUEDAN EN EL AIRE: 

- Subida de impuestos a las rentas más altas. Que iba a ser de 2 puntos a partir de 130.000 euros y de 5 puntos porcentuales a partir de 300.000 (os recordamos nuestro vídeo Así funciona realmente el IRPF y no como tu crees)

- Tipo mínimo de impuesto de sociedades: estaba pensado que pasara a ser del 15% para grandes compañías y del 18% para la banca 

- Impuesto de transacciones financieras - tasa tobin: destinado a grabar el 0,2% las operaciones realizadas en bolsa española en valores de más de 1.000 millones de capitalización

- Subida del impuesto de patrimonio, que se incrementaría un 1% para patrimonios superiores a 10 millones de euros

- Baja de paternidad: si se hubieran aprobado los presupuestos, se habría elevado de 5 a 8 semanas

- Subida del diésel: la reducción de la bonificación queda suspendida por ahora

- Contrarreforma laboral: paralizada, aunque tampoco se había empezado a mover demasiado


SE MANTIENEN:

- Subida de las pensiones: ya estaba aprobada la revalorización de un 1,6% de las pensiones y de un 3% de las pensiones mínimas y no contributiva. 

- Incremento del salario de los funcionarios: como mínimo del 2,25% este 2019

- Subida del salario mínimo interprofesional. Ya aprobada, hasta 900 euros, y vigente desde el pasado 1 de enero

- Aumento del 1,25% en la base mínima de cotización de los trabajadores autónomos, hasta los 944,40 euros

 

IMPACTO MACROECONÓMICO

Según leo en Expansión, la ministra de Hacienda  'calcula' que esta nueva situación elevará el déficit en 13.800 millones, en comparación con lo que sucedería si se hubiesen aprobado y cumplido los presupuestos. Esto supondría que el déficit público sólo se reducirá en 2019 hasta el 2,2% - 2,4%, muy por encima de lo que comprometido con Bruselas. 

Esto sucede porque prácticamente todas las medidas ya aprobadas aumentan el gasto, mientras que las destinadas a aumentar los ingresos del sistema venían en los presupuestos.

¿Qué os parece la cosa?