desheredar

La herencia puede ser fuente de disputa antes incluso de haber fallecido y de sorpresa cuando toca leer el testamento. Unos hijos beneficiados frente a otros e incluso algunos que pueden no recibir nada al descubrirse desheredados. 

Al planificar una herencia y confeccionar un testamento puedes distribuir los bienes como quieras, siempre dentro de unos límites marcados por el Código Civil y la regulación de tu comunidad autónoma. En este sentido la ley establece que hay una parte de la herencia que debe ir a parar de forma obligatoria a los herederos forzoso o legitimarios. Es lo que se conoce como la legítima del testamento y que debe sumar un tercio de los bienes. Además, también habrá que repartir entre estos herederos forzosos el tercio de mejora, aunque aquí la distribución es libre.

Los hijos o los descedencientes de éstos son los primeros herederos forzosos. En otras palabras, son los que tienen derecho a la legítima. ¿Qué pasa cuando se quieren saltar estos límites? ¿Se puede quitar a un heredero del testamento? La respuesta es afirmativa. La ley permite desheredar a un hijo o a cualquier otro heredero forzoso, aunque exige que se cumplan una serie de requisitos y condiciones. 

Lo primero que debes saber es que para desheredar a alguien es imprescindible hacer testamento. Y es que en defecto del testamento será el Código Civil quien establezca el reparto de la herencia. 

Motivos legales para desheredar a una persona 

El artículo 756 del Código Civil establece las causas generales para desheredar entre las que destacan las siguientes:
- Haber abandonado, prostituido o corrompido al testador. 
- Haber atentado contra la vida del testador, de su cónyuge, descendientes o ascendientes.
- Haber acusado en falso al testador de un delito que conlleve cárcel (la acusación debe haber sido declarada calumniosa).
- No haber denunciado la muerte violenta del testador.
- Haber obligado al testador a cambiar el testamento o a hacer testamento, o haber impedido hacerlo o revocarlo.

El texto incluye una normativa adicional para desheredar a un hijo. El artículo 853 del Código Civil establece los motivos para excluir del testamento a un hijo o descendiente. Son los siguientes: 
- Haber negado los alimentos al padre o ascendiente sin una causa legítima.
- Haber maltratado de obra o injuriado gravemente de palabra.

Dentro de este último punto entraría el maltrato psicológico, que el Tribunal Supremo incluía como causa de desheredación en una sentencia de 2014. 

A esto hay que añadir lo dispuesto en el artículo 854 del Código Civil que se refiere específicamente a desheredar a los padres y ascendientes. En este sentido, se podrá desheredar a los padres que hayan pedido la patria potestad, así como a quienes hayan negado alimentos a sus hijos o descendientes sin un motivo legítimo

Del mismo modo, la ley también limita los motivos para desheredar a un cónyuge. El artículo 855 del Código Civil recoge entre las causas el haber incumplido grave o reiteradamente los deberes conyugales, la pérdida de la patria potestad, haber negado alimentos al otro cónyuge y haber atentado contra la vida del mismo. 

Una persona desheredada puede recurrir el testamento, en cuyo caso serán el resto de herederos quienes deberán demostrar que hubo motivos para sacarla del testamento. 


Te puede interesar...

 

Cómo funciona una herencia y cuantos impuestos pagas al heredar

Cómo invertir la herencia según la forma en que la recibo

Cómo funciona una donación y cuándo merece la pena