La declaración de la Renta 2018 es el momento de rendir cuentas con Hacienda por las ganancias y pérdidas que hayas obtenido con tus inversiones el año pasado.

[¿Tienes preguntas sobre Fiscalidad? Este es tu sitio]

En un artículo anterior ya hablamos sobre cómo tributa cada producto financiero. Ahora queremos ser algo más prácticos y decirte las casillas que no puedes dejar pasar si quieres pagar menos impuestos por tus inversiones en la renta 2018

[Herramienta interactiva: Qué casillas tienes que marcar en tu declaración según tu caso personal]

1. Rendimientos de capital mobiliario

Busca el apartado B de Rendimientos de capital mobiliario, situado en la página 4. Dentro de éstos, nos vamos a centrar en los rendimientos del capital mobiliario a integrar en la base imponible del ahorro, que incluye las casillas que van de la 027 a la 35, aunque las 4 últimas son para cálculos automáticos de Hacienda.

Casilla 027. Rendimiento por depósitos y activos financieros en general.

Casilla 029. Rendimiento por dividendos. Se refiere a los dividendos que hayas cobrado por tus inversiones. Al incluirnos no olvides poner las retenciones y los gastos de administración y depósito, ya que se restarán de los ingresos íntegros.

Casilla 030. Rendimiento por transmisión o amortización de Letras del Tesoro.

Casilla 031. Rendimientos procedentes de transmisión, amortización o reembolso de otros activos financieros. Para no pagar de más acuérdate de añadir los gastos de administración y depósito en valores negociables. 

Casilla 032. Rendimientos procedentes de contratos de seguro de vida o invalidez. Si has percibido dinero de un seguro de vida podrás reducir una parte proporcional por las primas que se hubieron generado antes de 1994. No te olvides de hacerlo.

Casilla 035. Rendimientos de seguros de vida, depósitos y contratos financieros que instrumenten los Planes de Ahorro a largo plazo. 

Entre las casillas a rellenar por los inversores respecto a sus rendimientos de capital mobiliario también están los rendimientos que se incluyen en la base imponible general. Es decir, los que no tributarán como ahorro (la mayoría de inversiones) y se sumarán al tipo general para hacerlo según las tablas de IRPF de 2018.

Casilla 046. Arrendamientos de oficina. Está situado en la siguiente página para tratar los rendimientos de capital mobiliario que se integran en la base imponible general. Aquí se incluirán los arrendamientos procedentes de negocios y los subarrendamientos.

Una vez rellenado este apartado pasamos al segundo, que es el más importante para poner tus inversiones en la renta 2018. Se trata del de Ganancias y pérdidas patrimoniales en el apartado G2 y la página 11. Hacienda divide el IRPF en varias secciones dependiendo del tipo de inversión.

¿Qué casillas tengo que utilizar en mi declaración de la renta?:


Ganancias y pérdidas patrimoniales

Empezamos por la de fondos o Ganancias y pérdidas patrimoniales sometidas a retención o ingreso a cuenta derivadas de transmisiones o reembolsos de acciones o participaciones de instituciones de inversión colectiva, donde deberás ir dando de alta cada sociedad o fondo en el que hayas invertido en 2018 y que hayas vendido o transmitido.

Casilla 308. Si vendes fondos en los que invertiste antes del 1995 (31-12-1994). Esta casilla sirve para aplicar la disposición adicional 9 de la Ley de IRPF según la cual se podrán aplicar una serie de coeficientes reductores a la venta de acciones, fondos e incluso una vivienda (esta se refleja en otra casilla de la renta 2018) para pagar menos impuestos. Eso sí, el límite global para aplicar esta ventaja es de 400.000 euros

Casilla 0311. NIF de la sociedad o fondos de inversión. Es la primera que deberás rellenar y para no pagar de más, acuérdate de que puedes aplicar una serie de coeficientes reductores para las participaciones que hayas adquirido antes de 1994. Recuerda que al enajenar un fondo podrás restar a la ganancia los gastos de adquisición y enajenación. Aquí puedes ver todos los gastos a desgravar en la renta por un fondo.

Casilla 0312-314. Importe global de las transmisiones efectuadas en 2018. En otras palabras, las ventas y operaciones que hayas realizado el año pasado, que son por las que tributarás en la renta 2018.

Resto de ganancias y pérdidas patrimoniales

El siguiente apartado corresponde a Ganancias y pérdidas patrimoniales derivada de transmisiones de acciones o participaciones negociables. Es decir, los valores de bolsa y otros instrumentos como los ETFs, opciones, futuros... La casilla a la que debes permanecer atento en este caso es la casilla 327, donde deberás ir dando de alta cada uno de los movimientos y operaciones que hayas realizado.

Casilla 0328. Importe global de las transmisiones efectuadas en 2018. En ella rellenarás todos los datos correspondientes a los movimientos que hayas realizado en bolsa distinguiendo la entidad emisora, así como el tipo de valor. Lo más habitual es que selecciones el primero para acciones e incluso ETFs. Al contabilizar tus operaciones no te olvides que puedes deducir los gastos de administración y depósito y las comisiones de compra-venta en el caso de las acciones.

Casilla 0343. Importe de ganancias derivadas de transmisiones de derechos de suscripción. Aquí te contamos todo lo que necesitas saber sobre cómo tributa la venta de derechos en la renta.

Venta de vivienda, CFDs en la renta

A continuación aparecen las Ganancias y pérdidas patrimoniales derivadas de transmisiones de otros elementos patrimoniales, que principalmente está destinada para la venta de vivienda. Si operas con CFDs también tendrás que incluirlos aquí con la clave 5.

Casilla 0358. Tipo de elemento patrimonial. Clave.  Es donde debes indicar qué tipo de elemento es entre las 5 alternativas que te da Hacienda.

Casilla 0364 Valor de transmisión destinado a constituir una renta vitalicia. Recuerda que si usas el dinero de la vivienda para constituir una renta vitalicia, tendrás exenciones fiscales.

Casilla 0365. Valor de transmisión de la vivienda habitual susceptible de reinversión a efectos de la exención por reinversión en vivienda habitual.  En caso de que reinviertas el dinero obtenido por la venta de la casa en comprar otra nueva en un plazo de dos años, no tendrás que para impuestos. Además, puedes calcular aquí la plusvalía municipal, un impuesto que se está reclamando ahora en los juzgados.

Los apartados G3 y G4 se destinan a las exenciones por reinversión de vivienda habitual, que acabamos de ver, y por reinversión en entidades de nueva o rediente creación. Renta web, que sustituye al Programa Padre, se encargará de rellenar estas casillas según lo que hayas puesto en otros apartados.

Lo mismo ocurre con el apartado G6 donde se integran y compensan las ganancias y pérdidas patrimoniales imputables a 2018.

Calculadora: ¿te estás deduciendo correctamente por tu vivienda?

Compensar pérdidas y ganancias

Ahora que ya has incluido tus operaciones queda una cuestión clave: compensar pérdidas de ejercicios anteriores a 2018 (recuerda que puedes imputar pérdidas de hasta 2014).

Casilla 0394 Aquí incluiremos el importen de la pérdida patrimonial procedente de transmisiones en ejercicios anteriores. 

En caso de ganancias también deberás imputarlas en la casilla 0392.

¿Y para las pérdidas del ejercicio 2018? Para compensar pérdidas y ganancias en la renta 2018 utilizaremos las siguientes casillas.

Casilla 0442.  Está destinada a los saldos netos negativos de ganancias y pérdidas patrimoniales que no deriven de la transmisión de valores recibidos por operaciones de deuda subordinada o de participaciones preferentes, de 2012 a 2014 pendientes de compensación a 1 de enero de 2018, a integrar en la base imponible del ahorro.

Casilla 0443.  Está destinada a los saldos netos negativos de ganancias y pérdidas patrimoniales que sí deriven de la transmisión de valores recibidos por operaciones de deuda subordinada o de participaciones preferentes, de 2012 a 2014 pendientes de compensación a 1 de enero de 2018 a integrar en la base imponible del ahorro.

Casilla 0444. Esta es la más importante y es para los Saldos netos negativos de ganancias y pérdidas patrimoniales de 2016, pendientes de compensación a 1 de enero de 2018, a integrar en la base imponible del ahorro.

En el caso de los rendimientos del capital mobiliario las casillas a vigilar serán la 418, 419 y 420 que seguirán el mismo orden en la distribución de activos que la anterior.

_________________________________________________________________________________________________

Una manera fácil y sencilla para invertir son los roboadvisors, por ello en Finect hemos creado un escaparate donde podréis encontrar los mejores. ¡Pincha aquí y compara! 

__________________________________________________________________________________________________

Desgravación planes de pensiones                                                                   

¿Y los planes de pensiones? Si tienes uno seguro que ya estabas pensando cuándo íbamos a decirte dónde incluirlos para poder desgravar. Esta información se incluye en el apartado I de Reducciones de la base imponible y abarca las casillas de la 462 a la 476, aunque las diez última están destinadas a aportaciones a favor de personas con discapacidad.

Es en las primeras donde incluirás lo que has destinado a tus planes de previsión social, es decir planes de pensiones y PPAs (Planes de Previsión Asegurados). Estas son las casillas a vigilar.

Casilla 463 Si no pudiste deducir el total de las aportaciones a tu plan de pensiones entre 2013 y 2017, podrás hacerlo en esta casilla.

Casilla 0464.  Funciona igual que la anterior pero para contribuciones empresariales.

Casilla 0465. En esta es en la que debes indicar cuánto aportaste a tu plan de pensiones en 2018.

Casilla 0466. Destinada a las contribuciones a seguros de colectivos de dependencia.

Casilla 0469. Si has aportado dinero al plan de pensiones de tu cónyuge, es aquí donde debes indicarlo.

Inversión en empresas de nueva creación

Una de las novedades de la renta 2018 es la ampliación de las deducciones por inversión en start ups, es decir, en empresas de nueva o reciente creación. Aquí entrarían el dinero que has invertido en empresas a través de plataformas de crowdfunding por ejemplo (no confundir con crowdlending).

Casilla 711. Aquí deberás indicar el NIF de la emrpesa y las cantidades que has invertido. La deducción es del 30% de esa inversión sobre un máxmo de 60.000 euros. 

Por último, repasa las deducciones autonómicas, que cuentan con su propio apartado, ya que algunas permiten deducir parte de la inversión en empresas del MAB  y en empresas de nueva creación. Todas ellas las encontrarás en el Anexo B.7 de la renta 2018.

Te puede interesar...

Cómo pedir cita previa para la renta 2018: plazo, para qué sirve, documentación...

Cosas que deberás revisar en tu borrador sí o sí

Cuánto cuesta que te hagan la renta

Deducción por alquiler en la renta