A primera hora de la mañana ha sido conocido que el Banco Santander ha comprado Banco Popular por 1 euro debido al riesgo de colapso de la entidad. Y es que el banco alcanzaba ya mínimos históricos la semana pasada y su situación era insostenible.  


Pero ¿que ocurrirá con los bajistas ahora que las acciones del Banco Popular no valen nada?  

Aquí se abren diferentes escenarios para aquellos fondos que mantenían posiciones cortas en la compañía. Y es que al ser contratos que se negocian en mercados OTC depende un poco de las cláusulas que ambas partes hubieran acordado en el contrato. Pero sólo vamos a abordar aquella situación en la que se ha producido un préstamo clásico de valores. 


¿Cómo funciona? 

Los bajistas piden prestadas acciones de Banco Popular con la intención de recomprarlas a un precio inferior (ganar con esa diferencia de precios) y devolverlas a quien se las ha prestado. 


El problema es que actualmente los bajistas no pueden cerrar la posición ya que las acciones han sido amortizadas y su valor es cero (por lo que no pueden recomprarlas para devolverlas), en esta situación posiblemente tengan que devolver el valor nominal de las acciones al accionista y además no podrán obtener beneficio por la diferencia de precio de venta y recompra. 


Si alguien puede arrojar algo más de luz sobre el tema todas las aportaciones serán bienvenidas.


 


Fuente: CNMV 


En el gráfico podemos observar la evolución de las posiciones cortas sobre la entidad, el incremento ha sido notable en los últimos meses hasta alcanzar en total los bajistas el 12,06% del capital del banco a fecha de 26 de mayo.


Aún así se puede observar como numerosos fondos han ido deshaciendo posiciones a medida que hacían caja a costa de las caídas. Y es que tal y como reflejaba @Kaloxa aquí gestoras como AQR o Marshall Wace acumulaban posiciones bajistas superiores al 2% el pasado mes de noviembre. 


A continuación se muestran las posiciones cortas superiores o iguales al 0,5% que mantenían algunos fondos durante este segundo trimestre del año.



Fuente: CNMV