La maquinaria no se detiene. A pesar de que los fondos de inversión están acusando las turbulencias del mercado, con retiradas de dinero que entre diciembre y enero ascienden a 2.400 millones, siguen apareciendo nuevos productos al alcance del inversor español. 

Entre los que vieron la luz en estos primeros compases del año hay mucho fondo garantizado, uno de los productos más recurrentes de la banca tradicional, pero también fondos de inversión con sello propio y alguna alternativa para añadir un toque diferente a la cartera. Repasamos qué ofrecen los fondos recién nacidos en 2019.


Fondos de autor

Llamados así por la alta vinculación que tienen con la política de inversión y la estrategia que sigue el gestor del fondo, en este 2019, han visto la luz dos nuevos proyectos.

Por un lado, el fondo Agave, de Dux Inversiones, cuyo objetivo es la inversión en bolsa (de ahí que tenga un 7 en una escala de riesgo del 1 al 7). Por otro, Torsan Value que, aunque acabe de nacer en el formato de fondo de inversión, cuenta con años de evolución con la Sicav que lleva su mismo nombre. Como Sicav, acumula un rendimiento del 48% en los últimos 3 años e invierte la mayor parte de su cartera en bolsa. (Puedes ver su cartera en la ficha Torsan Value Sicav).


Value Investing en Latam

La siguiente novedad de 2019 es que ya está disponible el fondo Bestinver Latam. Un fondo que ya existía en su versión luxembuguesa y que ahora, domiciliado en España, está disponible a partir de 6.000 euros de inversión. Con él la gestora independiente Bestinver, pretende dar una vía de entrada al inversor español en mercados como Brasil, México, Chile, Colombia o Perú desde el enfoque de la inversión value. Su versión ya existente acumula un 12,5% de rentabilidad en el último año.

Según los datos que ofrece Bloomberg, entre las principales posiciones de su versión luxemburguesa se encuentran: Cia de Locaçao das Americas, Cia Brasileira de Distribuiçao, Cia Sud Americana de Vapores, Valorem o Banco do Brasil.


La tendencia: invertir en ISR

Cada vez lo demandan más inversores, por eso, nacen con más frecuencia productos que invierten con criterios socialmente responsables (ISR). En 2019 ha visto la luz otro vehículo que tendrá en cuenta factores ambientales, sociales y de gobierno corporativo a la hora de invertir: Tabor, un fondo de Abante. Invertirá no más del 25% de su cartera en renta variable y está disponible a partir de una inversión mínima de 10 euros. El fondo está clasificado como Renta Fija Mixta Internacional y para confeccionar su cartera contará con un comité externo asesorado por Lex Centro de Asesores Técnico Financieros EAFI.


Fondos garantizados que no combaten la inflación

Entre la nueva oferta de garantizados, se encuentran Bankinter Ibex Rentas Garantizado, Ibercaja 2027 garantizado, Rural Garantizado 2027 y Kutxabank Garantizado. Este tipo de fondos, destinados al inversor conservador, suelen garantizar el capital inicial y ofrecer una pequeña rentabilidad.

El problema es que el bajo riesgo que ofrecen limita el rendimiento que se puede obtener, por lo que hay que echar cuentas para no terminar perdiendo poder adquisitivo.  Así, Bankinter Ibex Rentas Garantizado ofrece una TAE garantizada mínima del 0,33% y una máxima del 0,48%, muy por debajo de lo que se espera que suba el IPC. En el caso del fondo de Ibercaja el porcentaje sube hasta el 0,7%; es del 0,6% en Rural Garantizado y asciende al 1,12% en el producto de Kutxabank.