La bolsa japonesa estaba teniendo un 2014 complicado. Llegando a finales de octubre, mostraba una caída cercana al 10%... Pero todo cambió el 30 de octubre. Ahí se inició un nuevo rally que ha llevado a la bolsa nipona a máximos de los últimos años, tras remontar casi un 20%.

¿Y qué paso ese día 30? Que las autoridades japonesas sacaron de nuevo su fusil para 'reanimar' los mercados e intentar generar confianza. 

El Banco de Japón anunció que aumentaba la munición de su política expansiva, más QE. Y además llegó el gran anunció del megafondo de pensiones japonés, que anunció que iba a aumentar del 12 al 24% el peso de las acciones locales en cartera. Es decir, le dijo al mercado: me voy a poner a comprar acciones como loco en los próximos meses. 

Pues, eso, un buen ejemplo de cómo la maquinaria de la impresión de dinero y los mensajes desde las instituciones públicas pueden cambiar el curso de los mercados financieros en sólo unos días. 

Aquí el bárbaro ritmo al que está aumentando su balance el banco central nipón, en comparación con los otros dos grande. 

Gráfico de Schroders

 

Ah, por cierto, la economía japonesa sigue casi igual que siempre. Sin tracción y con visos de seguir decepcionando, Pero cuando el dinero llega a espuertas y parece que lo seguirá haciendo... Como para ponerse en contra. 

Lógicamente, los fondos especializados en Japón se estan beneficiando directamente del rally de este úlimo mes. Pongo bajo estas líneas como relacionados los más populares en Unience.