Caixabank_asset_management_carteras_masterLa gestión discrecional de carteras se ha convertido en una de las principales apuestas del negocio de CaixaBank y para ello, la gestora de la entidad, ha presentado hoy ante los medios sus "Carteras Master". Se trata de un servicio que contará con una gama de 12 fondos de inversión directa y que tendrá el asesoramiento de cinco gestoras internacionales

Con este lanzamiento, CaixaBank Asset Management rediseña su gama de gestión discrecional con el objetivo de "mejorar la eficencia en la gestión, reducir costes y ofrecer mayor flexibilidad a sus clientes". 

En Finect os contamos en qué consiste el nuevo servicio de la gestora, que pretende conseguir un crecimiento anual de entre 3.500 y 4.000 millones de euros a través de este negocio de carteras de gestión discrecional. 

¿En qué consiste el servicio de carteras master?

Las Carteras Master se componen de una gama de 12 fondos de inversión directa que estarán a diposición tanto de clientes con contrato de asesoramiento de Banca Premier (con un patrimonio superior a los 60.000 euros) como de Banca Privada (más de 500.000 euros) siempre y cuando inviertan más de 6.000 euros. Con este tipo de cartera CaixaBank combina su propia gestión con un modelo de advisory de gestoras internacionales que contará con cinco tipo de activos (renta fija deuda publica, renta fija internacional, renta variable americana, renta variable japonesa y renta variable emergentes). 

Aunque la mayor parte de la cartera se compone de fondos subyacentes que invierten directamente en activos habrá una excepción en el caso de los fondos alternativos, con los que siguen apostando por los fondos de fondos, al considerarlo un producto más complejo. ¿Y cómo se traduce todo esto a la práctica? Pues bien, serán cinco las gestoras internacionales las que se encargarán de decidir qué tipo de activos se compran en cada momento, aunque cada fondo tendrá designado un gestor de CaixaBank AM como responsable último y la titularidad de la cartera será de la entidad. Las cinco gestoras que se encargarán de ofrecer asesoramiento serán Amundi (para renta fija americana), JP Morgan (renta variable americana), Morgan Stanley (renta variable emergente), Nomura (renta variable japonesa) y Robeco (renta fija europea a corto plazo)

De este modo, entre el 40% y el 50% del saldo de los clientes invertidos en carteras serán asesorados por estas gestoras, es decir, entre cuatro y cinco euros de cada diez, según ha explicado Víctor Allende, director ejecutivo de banca privada y banca premier de CaixaBank.  

 

¿Cómo quedan las comisiones de las carteras master?

En cuanto a costes, la comisión de gestión queda en el mismo nivel que para el resto de productos que ya gestionaba la gestora. Es decir, 0,75% para clientes que inviertan menos de 300.000 euros y 0,6% para quienes lo hagan por encima de esa cifra. No obstante, con este nuevo servicio, los costes totales que soporta el cliente se llegarán a reducir entre un 10% y un 12%, lo que implicaría una rebaja sobre el TER en las carteras de gestión discrecional. Según ha explicado Juan Bernal, director general de CaixaBank Asset Management, un cliente con el perfil de riesgo más bajo (tranquilidad) soporta actualmente un TER de entre el 1,4% (para patrimonios inferiores a 300.000 euros) y del 1,25% (superiores a 300.000 euros). Es decir, si un cliente con este perfil invierte 10.000 euros, la entidad actualmente aplica un TER (costes totales del servicio) anual del 1,4%, lo que supondría un pago de 140 euros en comisiones. Con esta rebaja, el pago por este concepto se reduciría hasta los 123 euros aproximadamente. 

Según ha comentado el director ejectivo de banca privada y banca premier de la entidad, Víctor Allende, esta reducción de costes totales es posible debido a que el modelo de advisory les ayuda a mantener los activos de la gestora en fondos propios para los que no aplican comisión de comercialización. "A medida que te vas haciendo grande necesitas cierta flexibilidad", ha apuntado Allende, quien ha explicado que uno de los objetivos principales de este nuevo servicio era el de evitar conflictos de interés que podían venir provocados por dicha comisión. Aún así, ha aclarado que la gestión discrecional es el modelo hacia el que va la gestora, que apuesta por una mayor transparencia a la hora de trasladarle al cliente los costes, en línea con la nueva normativa europea Mifid II.

"Nuestras carteras tienen un pago explícito. No nos creemos eso de que los clientes no están dispuestos a pagar por el asesoramiento financiero ni por la gestión discrecional. Los clientes están dispuestos a hacerlo en la medida que entienden esos servicios", ha explicado Allende. 

¿Qué productos ofrecen las carteras master de CaixaBank?

La gama de productos que ofrece CaixaBank Asset Management se divide en dos categorías. Por una parte, los fondos de inversión master de la propia gestora:

Y, por otra, los cinco fondos master cuyos activos serán gestionados por las firmas internacionales:

  • CaixaBank Master Renta Fija Deuda Pública 1-3 Advised By, FI
  • CaixaBank Master Renta Fija Advised by, FI
  • CaixaBank Master Renta Variable USA Advised By, FI
  • CaixaBank Master Renta Variable Japón Advised By, FI
  • CaixaBank Master Renta Variable Emergente Advised By, FI

Hacia tres modelos de gestión discrecional 

Con el lanzamiento de las carteras master CaixaBank Asset Management aumenta su apuesta por el servicio de gestión discrecional de carteras. Y es que en mayo del año pasado ya creó Smart Money, un roboadvisor que combina productos de gestión pasiva con seguimiento en la asignación de activos y con el que ya gestionan unos 100 millones de euros. 

Pero eso no es todo, pues hoy han anunciado que quieren ir a por un tercer modelo de gestión discrecional, que llegará en los próximos meses. "No queremos tener una única gama. De hecho, nuestro objetivo es llegar hasta tres modelos diferentes de gestión discrecional", ha apuntado Bernal. 

Actualmente, la entidad catalana es líder indiscutible en fondos de inversión en España, ya que ha alcanzado los 24.300 millones de euros en carteras, lo que supone casi el 35% de los 69.000 millones del total de la industria. De esos 24.300 millones, 19.600 se encuentran invertidos en las carteras master (que eran hasta ahora las conocidas como carteras valor). El resto se reparte entre las carteras master plus, conocidas hasta ahora como valor plus (para patrimonios superiores al millón de euros), las asset plus (por encima de los 2,5 millones de euros) y algunas carteras institucionales. 

"Con el volumen que tenemos era momento para replantearse nuestra gama de productos, ya que hay que orientarse hacia lo que nos demanda el cliente", ha comentado Víctor Allende. 

Con esta fuerte apuesta por las carteras discrecionales la gestora pretende conseguir un crecimiento anual de entre 3.500 y 4.000 millones de euros. "Creemos que el futuro va por aquí. Hay que ir hacia el pago explícito y evitar conflictos de interés con el cliente", ha concluido Allende.