¿Qué he hecho yo para merecer esto? Más de un inversor al borde de un ataque de nervios se habrá planteado esta pregunta al ver la evolución de alguno de sus activos. Aunque sin duda habrá tantas justificaiones como inversores, posiblemente haya una que se destaque sobre las demás. Ordenar una tabla de fondos por rentabilidad y meter el dinero en el que más haya subido.más.

Pongamos un ejemplo:Un ETF cualquiera, en este caso el  SPDR® Gold Shares (USD) | GLD, aunque para el asunto que nos ocupa no es diferencial.  Podríamos haber hecho el mismo estudio con un ETF sobre el S&P500, o sobre el precio de la patata en Irlanda ( en el caso que lo hubiera). Creo que una de las meditaciones de Marco Aurelio venía a decir que los hombres al margen del paso de los tiempos siempre serán los mismos. Los inversores también. 

Un ETF ( al igual que un fondo de inversión) cuenta con información histórica que en detalle es:

1.  Liquidativo o Precio (NAV): Lo que se ve. Representa la evolución de la cesta de activos en los que invierta el vehículo que está representado por la...

2. Cartera: O Portfolio. Lo que no se ve. O al menos no a simple vista. Es la composición de activos en la que invierte el fondo. En todos los casos el precio no es sino la consecuencia de la evolución de los activos en cartera

3. Patrimonio, AUM, Activos bajo gestión: Lo que tampoco se ve. O al menos a simple vista. El patrimonio depende dos factores. Por un lado depende del precio, si invertimos una cartera de 100 millones  en algo que sube un 10% entonces tendremos un patrimonio de 110 millones. Pero también depende de los inversores que inviertan en el activo. Si muchos inversores deciden entrar en un determinado vehículo, se generan nuevas participaciones para dar cabida a los nuevos inversores. Y a la inversa si se produce una salda de inversores del vehículo.

Es comparando la evolución del valor liquidativo con el patrimonio dónde se pueden obtener interesantes conclusiones sobre el comportamiento de los inversores, y que harían las delicias de cualquier amante del Behavioral Finance. Si comparamos la evolución de los activos totales netos con la evolución de los liquidativos pueden ocurrir tres cosas:

1-. Los activos bajo gestión han subido más (o bajado menos) que la evolución del liquidativo: Ha entrado dinero  (inflow) en el vehículo.

2-. Los activos bajo gestión han bajado más (o subido menos) que la evolución del liquidativo:   Ha salido dinero  (outflow) en el vehículo.

3-.La evolución del liquidativo y los activos bajo gestión sea la misma: En ese caso no existen ni entradas (inflow) ni salidas (outflows) de fondos.

Así las cosas... ¿cómo se mueven los inversores? Una imagen vale más que 1000 palabras. 

 

Interpretación:

 

Eje horizontal: Variación en rentabilidad de 52 semanas del liquidativo del fondo de inversión.

Eje vertical: Variación en rentabilidad de 52 semanas del patrimonio del fondo de inversión.

El problema de esta imagen es que los ejes estan ajutados a los valores máximos de cada serie. Si usamos unos ejes simetricos se ve de un modo más evidente la sobre reacción de la masa ante la rentabilidad a un año. 

Si la relación fuera lineal, los puntos formarian un angulo de 45 grados. Está claro que no es así. Es más si segregamos la serie historica entre aquellos días en los que la rentabilidad a un año era positiva y otros negativa obtenemos otro dato ciertamente interesante. 

El 84% de los días en los que el valor liquidativo había subido en un año, el patrimonio del fondo lo había hecho en una mayor cuantía. Había entrado dinero. En relación a los días en los que había rentabilidades negativas a un año el 79% de los días había salido pasta. Los inversores no compramos cuando va a subir. Compramos cuando ha subido. Y vendemos cuando ya es demasiado tarde. El mundo al revés