Los viernes tengo por costumbre hacer una ronda antes de comer por los bares del barrio con mis abuelos (entre ellos mi padre), sí, sí, esos que me consultan sobre finanzas ;-)))) My God! Tengo que aclarar que la mayoría bebemos mostos, y algún vinillo los que pueden. En el segundo bar (sólo vamos a tres), empezamos a hablar de pensiones, bancos e inversiones. La verdad es que no es un foro muy técnico pero se dicen verdades como puños, vamos, que pulsas el sentir del "pueblo". En esto, que un compañero de ronda me pide consejo sobre un producto que está ofertando La Caixa a las personas  mayores (les citan a ellos o a sus hijos) que todavía tienen IPFs a un interés "bueno" (léase un 0,15%) y les va a vencer antes de fin de año o a principios (de paso les comunican que ya no van a existir en La Caixa los IPFs a partir del 2017. Esta medida ya la tomó el Santander hace tres años). El producto es un fondo de renta fija: Caixabank Ahorro, FI Clase Estandar (http://www.morningstar.es/es/funds/snapshot/snapshot.aspx?id=F00000NNHX&tab=1). Un caso concreto: persona de 85 años que tiene 20.000 euros al 0,15% que le vence el 8 de enero de 20l7. La oferta: Cancelar el IPF antes de fin de año, a ser posible mañana, sin penalización en los suculentos intereses por sacarlo antes, con un 0,60% de bonificación a pagar en 4 años (cada año un 0,15%) y lo que saque usted del fondo de inversión. O sea, le damos como un IPF al 0,15% siempre y cuando lo mantenga 4 años, con el mínimo riesgo que presenta este fondo de RF ultraconservador. Después de explicarme la oferta, se hace un silencio y los cinco presentes incluido mi padre me miran y esperan mi respueta (madre mía que trago, al mosto, claro ;-)))) Yo sin vacilar le digo: "Don José, a la libreta. No corra usted ningún riesgo". Cuando nos íbamos para casa, me he quedado atrás con Don José y le he pedido que si al final no suscribe el fondo que no diga en La Caixa que se lo he aconsejado yo. No sé, tengo la sensación de que cada vez que entro en la oficina de La Caixa, como que me miran mal. Sí solo he aconsejado esto a doce o quince abuelos ;-))))