El oro llevaba unas semanas realizando beneficios, en torno a los 1330 dólares la onza, La depreciación del dólar, inflación, su tendencia y unas declaraciones de Soros diciendo que seguía apostando por la subida del metal han llevado la onza a cerca de máximos y sobre todo por el sector de la joyeria cuya demanda ha sido creciente desde 2007 y se encuentra en máximos. La correlación con el resto de commodities es negativa, con el S&p 500  positiva de un 0.27 igual que respecto al MSCI WORLD del 0.41 y negativa en un 0,54% respecto al dólar.

Uno de los fondos más recomendables para posicionar un 5% de la cartera es el Blackrock Global Funds World Gold, lanzado en 1994, en dólares. Invierte en las principales empresas mineras del mundo, un 9,6 en el Neewcrest Mining, un 8 en Kinross gold y un 6 en Gold corp. Tiene una clasificación Elite en Morning y triple A en S&P fund research. Vamos a las rentabilidades, en 10 años ha dado un 1056,2%, si un auténtico récord, pero entre junio de 2008 y mayo de 2009 el valor de la participación bajo de 1050 a 200, actualmente esta en 1150. La rentabilidad de los últimos  5 años es un 125%, 32 % en los últimos 3 y un 35,7 en 2010. Un auténtico caballo de carreras y una oportunidad para diversificar en empresas mineras que pagan excelentes dividendos.