Estaba echando un vistazo a la evolución de los flujos en fondos de inversión y las rentabilidades y me he encontrado con un dato muy curioso. 

El fondo Caixabank Monetario Rendimiento, el mayor de España entre los monetarios y de renta fija a corto plazo, ya ha entrado en negativo a 5 años. 

En concreto, a este plazo cede un 0,11%, o un 0,02% anualizado. 

Si le sumamos la inflación, la pérdida de poder adquisitivo se va por encima del 4% acumulado. 

Lo fascinante es que este fondo está entre los que más dinero están captando en lo que va de 2019.  De hecho, su patrimonio bajo gestión ronda ya los 5.400 millones de euros, con unas entradas netas por encima de 1.300 millones de euros.

Parece que, ante la incertidumbre, mucha gente prefiere tener su dinero aparcado en estos productos, en los que no se puede esperar nada de rentabilidad pero sí muy baja volatilidad, pase lo que pase en mercado.