La inversión, tal y como la conocíamos, está cambiando. Las nueva tecnologías, los cambios en los hábitos de consumo, el envejecimiento de la población o el desarrollo de las nuevas políticas sostenibles están transformando el universo de los inversores. Ya no basta con centrarse en un país, industria o índice; ahora prima la búsqueda de compañías ganadoras en innovación. 

Es aquí donde toma un papel muy importante la inversión temática (o en megatendencias), sobre todo, a la hora de buscar oportunidades rentables a largo plazo en este contexto de volatilidad en el mercado.

Y, como en varias ocasiones he comentado, soy una enamorada de la inversión sostenible, una estrategia que ha irrumpido con fuerza en el sector. De hecho, en nuestros podcast sobre El Día Mundial Del Ahorro hablamos de la importancia que está tomando este tipo de inversión para las distintas generaciones. Os lo comparto aquí abajo. 

La inversión sostenible ya no es solo una moda. De hecho, ha ido adquiriendo cada vez más peso en las carteras y estrategias de inversión de gestoras nacionales e internacionales, así como en los modelos de negocio de las compañías. "Hace un año, analizamos la presencia de los inversores socialmente responsable en nuestra base de acciones y vimos que cada vez se comprometen más con este tipo de iniciativa. Descubrimos que entre el 12% y el 15% del dinero se invierte en fondos socialmente responsables. Por tanto, el futuro está aquí", puntualiza Teresa Quiros, directora financiera en Red Eléctrica.

Pero, la inversión socialmente responsable no es solo una temática institucional. De hecho, los inversores a darle mayor importancia a una visión sostenible para sus carteras. Así lo confirma el Estudio Global de Inversión de Schroders: el 61% de los inversores globales y el 62% de los españoles consideran que todos los fondos de inversión deberían tener en cuenta la sostenibilidad.

Los jóvenes, los más sostenibles

Otro dato llamativo es que los inversores se comprometen desde una edad más temprana. En este sentido, según el VI Barómetro del ahorro del Observatorio Inverco, los centennials (aquellas personas menores de 26 años) están más concienciados con invertir en fondos ESG (medio ambiente, sostenibilidad y buen gobierno). Aunque todavía no lo hacen en todos los casos, tres de cada diez jóvenes menores de 26 años invierten en este tipo de fondos. Los millennials, por su parte, les siguen de cerca, pero no llegan al 30%.

"Desde nuestro punto de vista, entendemos la sostenibilidad de estar vivo a largo plazo. En este punto, no puedo entender cómo no puedes encontrar a un inversor que no comparta esta visión. Realmente, si estás buscando rentabilidad, tendrías que estar dentro de una empresa que sea responsable con la sociedad y medio ambiente", explica Quiros.

¿Cuál es la relación entre el ESG y la rentabilidad?

Tenemos una filosofía de que si invertimos en activos socialmente responsables obtendremos menor rentabilidad. Después de analizar 2000 estudios, en los que expertos de DWS analizaron la relación entre la inversión ESG y la rentabilidad financiera, se dieron cuenta de que este concepto es totalmente falso. 

"Por primera vez, conseguimos comparar 2.250 estudios. Estamos muy satisfechos porque logramos dar mucho impulso a la inversión ESG. Menos de un 10% de todos los estudios empíricos que existen encuentran una relación negativa entre el desempeño de la rentabilidad y la inversión ESG. En cambio, más del 50%, encuentran una relación positiva. Por tanto, la inversión ESG fomenta la rentabilidad a largo plazo", indica Gunnar Friede, gestor de carteras ESG Multiactivos de DWS.

Por tanto, como conclusión, inversión ESG y desempeño positivo van de la mano y ahora lo veremos en las rentabilidades obtenidas por los fondos ESG de Morningstar. 

Según los datos de Morningstar, dentro de la categoría de renta variable, el sector Energías alternativas acumula una ganancia en torno al 24% este año y se posiciona entre las 10 categorías más rentables del año. En este sentido, el sector de renta variable de Energías alternativas acumula una ganancia en torno al 24% este año. 

Dentro del sector, podemos encontrar fondos como el Pictet-Clean Energy, que se anota una rentabilidad aproximada del 25%. Otras opciones dentro de la categoría son el BlackRock Global Funds - Sustainable Energy Fund o el Edmond de Rothschild Energy, cuyas rentabilidades acumuladas en lo que llevamos de ejercicio son del 20% y 14%, respectivamente.