Las caídas del mercado en agosto, y sobre todo la volatilidad vivida, ha dejado rastro en los movimientos de dinero en las carteras de los inversores. 

Según los datos provisionales a cierre de mes de Inverco, la asociación del sector de fondos, el pasado mes se habrían producido salidas netas cercanas a los 250 millones de euros, la cifra más negativa desde enero. 

Y los inversore que no han sacado su dinero de los fondos, han reducido riesgo a marchas forzadas. Los reembolsos han sido la tónica en todas las categorías de bolsa, con especial incidencia en renta variable internacional y nacional, mientras que sólo entra dinero en renta fija y renta fija mixta.  También sigue saliendo dinero de la categoría de retorno absoluto, como viene sucediendo los últimos meses. 

En realidad, agosto casi se podría considerar una pequeña muestra de lo que ya fue la primera mitad del año
 



En estos flujos tienen un peso cada vez mayor los movimientos en las carteras gestionadas. Este servicio, cada vez más vendido en los grandes bancos, deja en manos de la entidad ir cambiando periódicamente la composición de las carteras de los clientes. Así que, en parte se explica por las decisiones de los departamentos de distribución de activos en las mayores gestoras españolas.  

Pero, en cualquier caso, está claro que el sentimiento de los inversores no está precisamente alcista en estos momentos...