Este jueves Iván Martín de @MagallanesValue participaba en una ponencia sobre cómo invertir para la jubilación con criterios "value investing". Durante la jornada Iván ha explicado cómo invierten desde Magallanes y algunas ideas y curiosidades que quiero compartir con vosotros.

Y es que para ahorrar o, mejor dicho, invertir es necesario adquirir una serie de habilidades como son la paciencia o la calma en los peores momentos de mercado. Tal y como podemos observar en el gráfico que ha presentado Iván, el mejor activo en el largo plazo ha sido siempre las acciones.

Aquellos inversores que son más reticentes a invertir deben saber como recalcaba el gestor de Magallanes que "no hacer nada, cuesta dinero. El no poner a trabajar tú dinero hace que lo pierdas. La inflación hace que tú dinero desaparezca" y el largo plazo es desde mi punto de vista un fiel aliado de los inversores. 

 

 

 

¿Por qué el largo plazo es un aliado de los inversores?

 

En la siguiente tabla, extraída de la presentación, podemos observar por qué el largo plazo es nuestro aliado: como muchos de vosotros ya sabéis, la respuesta es la magia y el poder del interés compuesto. A continuación, podemos observar cómo el largo plazo funciona, pero para ello la paciencia es un factor fundamental y "se pierde en los peores momentos".

El gestor ha comentado que la volatilidad de estos meses les ha dado la oportunidad de entrar en valores en los que llevan esperando 6 meses, aunque esto no es fácil y no todo el mundo es capaz de entrar cuando un valor está cayendo un 30%. "Por muy value que seamos tenemos nuestras dudas" apuntaba.

 

Cómo se multiplica el dinero con el tiempo a favor

 

El largo plazo es fundamental y en la tabla podemos observar cómo se multiplica el dinero a medida que incrementamos el horizonte temporal.

En el eje vertical tenemos el número de años y en el horizontal la tasa de retorno y el número de veces que doblas tu dinero (representado en color amarillo). Con una cartera al 3% tardaríamos 24 años en doblar nuestra inversión y podemos observar cómo la combinación de tiempo y rentabilidad es un factor clave a la hora de invertir. 

 

 

Iván Martín explica que cuando se producen fuertes caídas, la peor decisión que puedes tomar es deshacerte de tus posiciones y que si te acostumbras a este tipo de entornos tienes una ventaja competitiva. Así, ante estos acontecimientos puedes hacer dos cosas según el gestor: la primera es tener la capacidad de no hacer nada y la segunda es tener una fuerte convicción para comprar más, aunque con la primera bastaría para un inversor medio. 

"Mi padre invierte todo en renta variable con 64 años"

Además, otro factor que juega a nuestro favor es el tiempo y es que España es uno de los países del mundo con mayor esperanza de vida. Iván discutía las particularidades del ahorro para la jubilación con productos de renta fija con el ejemplo de su padre al que con 64 años le ha recomendado invertir con fuerza en renta variable. Y es que según el gestor tenemos una ventaja competitiva natural por vivir en España, al ser el segundo país del mundo con la mayor esperanza de vida. 

En lo que se refiere a compañías optan por activos con descuento y esto implica la mayor parte de las ocasiones comprar lo que nadie quiere. Iván Martín contaba una anécdota de hace tres años cuando empezaron a comprar compañías eléctricas.

En ese momento, el mercado esperaba que la energía se fuera ir a cero y una de las primeros dilemas que tuvo el gestor a finales de 2015 y recién creado Magallanes fue una conversación con un cliente ingeniero de una compañía grande con intereses en energías renovables. El cliente pensaba que estaba muy argumentada la inversión pero que el precio de la energía se iba a ir a cero pero tal y como apuntaba Iván: "Esto tarda tiempo, las cosas no son disruptivas inmediatamente de la noche a la mañana y esto necesita mucha infraestructura".

Magallanes había comprado de manera considerable la principal compañía eléctrica de Austria, con más de 100 años de historia y con los principales saltos de agua: "replicar una presa de estas características es imposible y estábamos comprando un compañía por la mitad de su valor en libros y practicamente sin deuda". El gestor explicaba que, tras comprar a 12 euros, se fue a 10 euros y las dudas aparecieron. Sin embargo, mantuvieron su inversión, la cual han vendido hace un mes a 27 euros, multiplicando casi por tres, un buen ejemplo de comprar a descuento. 

A continuación os dejo un par de fotos de las últimas visitas del equipo gestor a Austria y a Hungría para visitar dos compañías que finalmente no entraron en cartera. La primera de ellas es Sempermed, es una empresa muy pequeñita en Austria que se dedica a la fabricación de guantes médicos, mangueras y el 80% de los pasamanos de plásticos de las escaleras de todo el mundo. La segunda es un grupo húngaro dedicado al transporte a través de su flota de camiones.

 

 

 

 

¿Sabes en qué invierte tu fondo?:


 

Te puede interesar:

 

- "El momento actual es igual de complejo, arriesgado e impredecible que cuando nació Magallanes": Entrevista a Iván Martín

Ahorro para la jubilación