Este lunes Iván Martín de Magallanes Value Investors daba la bienvenida a la escuela de verano de Value School. Más de 40 alumnos escuchaban atentamente al gestor del Magallanes European Equity FI y de Magallanes Iberia Equity FI. El gestor compartió su experiencia y animó a los alumnos a dedicarse a lo que realmente les apasione.

Iván comenzaba su carrera haciendo unas prácticas en el famoso fabricante de tractores John Deere tras finalizar su master en Análisis Financiero en la Universidad Carlos III. Una vez acabado el periodo de prueba, rechazó una oferta fija en la empresa para realizar unas prácticas en una entidad financiera: "Tomé la opción de realizar unas prácticas en una entidad financiera, alejada de mi casa por apenas nada, pero estaba dónde yo quería" apuntaba . 

Por aquel entonces Iván era un apasionado del mundo empresarial y del análisis cuantitativo y la caída que sufrió Long-Term Capital Management, un hedge fund al que se hace referencia en el Inversor Inteligente de Benjamin Graham y cuyo equipo estaba formado por personas como Myron Scholes o Robert C. Merton, que compartieron el Premio Nobel de Economía en 1997. El año 1998, cuando perdió 4.600 millones de dólares en menos de cuatro meses, marcó bastante a aquel chico apasionado por el análisis cuantitativo. En ese momento el gestor ya estaba realizando prácticas en el Banco Santander y su encuentro con el Value Investing fue accidental. Trabajar allí le permitía llevarse los periódicos financieros internacionales que después leía en casa y gracias a su curiosidad descubrió en uno de los artículos una referencia al libro Security Analysis, de Benjamin Graham y David Dodd.

Aquí comienza la carrera de Iván Martín, el gestor explica que tuvo la oportunidad de poder aplicar el "value investing" cuando era relativamente joven, algo que entendía y funcionaba. Por entonces cayó en él la responsabilidad de gestionar un fondo muy pequeñito dónde aplicó las enseñanzas que se recogían en Security Analysis. Los comienzos fueron difíciles pero a los dos o tres años las rentabilidades empezaron a descorrelacionarse con respecto al mercado.

Su carta a Warren Buffett

Durante la charla, Iván contó una anécdota de su primer viaje a la cuna del value investing, Omaha, para conocer a Warren Buffett. Cuenta que decidió escribirle una carta para probar suerte (con la intención de trabajar). A las dos semanas, tenía una respuesta del Oráculo de Omaha: "Me decía muchas gracias, pero sigue buscando" bromeaba. "Hay que intentar las cosas, pero con una base, no se puede ser un entusiasta de la vida sin fundamento" explica.

Además, el gestor animaba a los alumnos: "Tenéis un activo muy importante que es la edad, desde el punto de vista de la inversión tenéis mucho tiempo para capitalizar y también para equivocaros"."Las decisiones más duras han sido las que mejores frutos me han dado".

Martín recalca para todos aquellos que quieran dedicarse al mundo de la gestión que es un sacrificio, hay que dedicarle mucho tiempo y son horas y horas leyendo: "Cuando leí el Security Analysis he de confesar que no me lo leí en una noche, entre nosotros, es un poco ladrillo". Por eso tenemos claros ejemplos en Peter Lynch o Benjamin Graham que se jubilaron relativamente pronto.

En lo que se refiere a su encuentro con Peter Lynch, el gestor no le comentó muchas ideas: "Me sacó más ideas a mí que yo a él. Casi no podía comer la sopa de tanto que hablé. Tenemos una inversión en común y esa es la razón por la que nos conocimos".

El secreto, disciplina y cometer errores

En cuanto a las inversiones, Martín cree que es básico tener una disciplina y cometer errores: "Nunca parar de leer. A pesar de la pereza hay que romper ese impedimento mental. La disciplina sirve para no caer en las trampas. Además, cuando ocurre lo contrario y te enamoras de un valor te cuesta desprenderte de él. Ser value investor conlleva ser contrarian, esto requiere una actitud calmada y reflexiva".

El gestor también explicó su experiencia con el CFA (Chartered Financial Analyst) el cual superó en año y medio: "Para mí no supuso un cambio sustancial aquí en España. Aunque es cierto que fuera de España es un pasaporte internacional que marca la diferencia".

Podéis profundizar más en su intervención a través de este artículo "Iván Martín inaugura la Escuela de Verano de Value School" de @MagallanesValue.

 

Te puede interesar...

 

Iván Martín: "No hacer nada cuesta dinero"

"El momento actual es igual de complejo, arriesgado e impredecible que cuando nació Magallanes": Entrevista a Iván Martín