Este miércoles Lucía Gutiérrez Mellado, Subdirectora de Estrategia de J.P. Morgan Asset Management para España y Portugal, ha presentado las perspectivas y estrategia de la firma para la segunda parte de 2018. En este artículo voy a plasmar las principales ideas sobre la visión que tiene @JPMorganAM para la economía y los distintos activos.

Estamos viviendo un año complicado tanto para la renta variable como para la renta fija, desde JPMorgan se hacen la siguiente pregunta: ¿Hay que tirar la toalla o confiar en que el crecimiento y los resultados empresariales se acabaran reflejando en la renta variable? Lucía Gutierrez comenta que desde la firma están apostando por la renta variable pero hay que ser cautos y acostumbrarse a la volatilidad. 

 

Visión macro

 

Desde el punto de vista macro apuntan hacia un crecimiento por encima de tendencia situándose el riesgo de recesión en mínimos. De esta manera durante está segunda parte del año esperan que se crezca a un ritmo del 3,6%. No obstante se está produciendo una divergencia en lo que se refiere a crecimiento donde EE.UU crece al 4% mientras que los mercados emergentes y Europa están creciendo a un nivel menor.

La principal amenaza para su materialización es la guerra comercial, que no es buena ni en el corto ni en el largo plazo y acaba teniendo impacto sobre la productividad, aumentando los costes para las empresas o los precios para los consumidores. Aunque desde la gestora diferencian entre dos tipos de medidas, las que han sido aplicadas hasta ahora y las que no. Estas últimas son las preocupantes y el peor escenario según la firma sería que se aplicarán todos los importes arancelarios de los que se han venido hablando. 

 

Europa

 

Europa venía de un crecimiento muy fuerte durante el último trimestre del año pasado y esta primera parte del año hemos visto un poco de desaceleración. Esto se ha debido a distintas razones, la primera es que después del crecimiento del que veníamos se ha producido un reajuste, la subida del petróleo tampoco ha favorecido, la incertidumbre política ha pesado y las tensiones comerciales han afectado a algunos sectores como el automovilístico.

Entre los signos de mejoría se encuentra el mercado laboral y es que ya se está creando empleo al mismo ritmo que en EE.UU a pesar de que las tasas de paro se sitúen en niveles diferentes. 

 

Estados Unidos

 

La región atraviesa una época de 10 años de expansión económica y la segunda recuperación más larga desde la Segunda Guerra Mundial, ha vuelto a sorprender positivamente y se estima que este trimestre crezca a un ritmo del 4%, eso supondría que año a año ha crecido un 3% que sería el crecimiento más alto en los últimos 3 años. En gran medida ha sido causa a las medidas de estímulo fiscal llevadas a cabo por Trump beneficiándose fundmentalmente los consumidores y las compañías. 

Así esperan otras dos subidas de tipos más este año y tres para el 2019. Opinan que tiene todo el sentido de mundo que sigan subiendose los tipos ya que se han alcanzado los niveles de inflación, de mercado laboral y de crecimiento según el objetivo de la Fed. Además hay que tener en cuenta que la Fed está intentando contrarrestar el efecto de las medidas de estímulo fiscal que no son necesarias. 

 

Mercados emergentes

 

En lo que se refiere a emergentes empezaron muy bien el año con sólidos fundamentales pero después la situación se complicó con la apreciación del dólar y la renta variable ha caído un 4% en divisa local. Aunque está relación con la divisa es menos estrecha desde 2008. Además hay que diferenciar entre regiones, algunos países han hecho muy bien los deberes y los más castigados han sido aquellos que tienen problemas de déficit o niveles de deuda muy grande, apuntaban desde la gestora. 

De esta manera, en el medio/largo plazo los mercados emergentes permanecen intactos pero es probable que en los próximos meses veamos algo de volatilidad.

 

 

Cómo posicionarse en los mercados

 

Actualmente la firma sigue apostando por la renta variable aunque están algo más cautos y han reducido riesgo en sus carteras mixtas. En general las valoraciones están más atractivas que hace un año y en ningún caso son excesivas aunque hay que ser más selectivos. El mercado más atractivo para JP Morgan Asset Management es EE.UU debido a que se siguen mostrando resultados empresariales muy sólidos.

En lo que se refiere a Europa desde finales de enero han ido reduciendo exposición a renta variable y ahora mismo se sitúan ligeramente infraponderados. 

A pesar de que las carteras mixtas siguen sobreponderando renta variable frente a la renta fija. En esta última han reducido el peso en deuda corporativa de alta calidad crediticia. Además, han comprado duración en EE.UU y en High Yield continúan sobreponderados, donde lo que ganan es el cupón. Por último han reducido peso en renta fija de mercados emergentes en divisa local.