Fondo de inversión, retorno absoluto, Vontobel
Algunos inversores deciden invertir en fondos de retorno absoluto con la idea de reducir la correlación a la renta variable y renta fija, pero esto es una falsa sensación de seguridad. Chris Bowie, Partner and Portafolio Manager del TwentyFour Absolute Return Credit Fund, de Vontobel AM, explica que "un producto que tiene cero correlación también obtiene cero rentabilidad, sobre todo en un mercado tendencial como el actual. Necesitas de una mínima correlación para ganar dinero".

Sin embargo, la correlación no es algo que les preocupe (su fondo tiene correlación a índices de crédito). La mayor parte del tiempo lo emplean en la gestión de la volatilidad, mediante la selección de deuda de calidad a corto plazo, sin riesgo divisa ni derivados. La estrategia invierte globalmente, con un sesgo por Europa y evitando los mercados emergentes.

Esto último puede hacerles perder oportunidades, sin embargo, prefieren mantener bajo control la volatilidad de la cartera al enfocarse en aquellas regiones en la que son expertos. Un planteamiento lógico si se considera que nos encontramos en un entorno de subida de tipos y donde no se sabe el impacto que tendrán las políticas de Trump, aunque "muy probablemente supongan un fortalecimiento del dólar, con sus consecuencias para la deuda de mercados emergentes", apunta Bowie.

Por otra parte, evitan el riesgo divisa en el fondo Absolute Return Credit Fund cubriendo sus inversiones. Así, "cuando invertimos, por ejemplo, en deuda en dólares, a la vez compran currency forward para hacer frente al riesgo divisa", explica.

¿Qué esperar del mercado?

Chris Bowie cree que este año será el de Europa, pero no por los rendimientos, sino por la importancia de los hechos que tendrán lugar. "Creo que las elecciones en Francia marcará un punto de inflexión para la próxima década, que llevará a la Unión Europea a una verdadera unificación o a su desintegración". Esto sin olvidar la política monetaria, que según el gestor, "Draghi anunciará el fin del QE a finales de este año, en septiembre u octubre. Esto tendrá el potencial de impulsar el rendimiento de los bonos, incluso lo suficiente para que vuelvan al terreno positivo".

Por otra parte, mientras considera que Asia es la mayor amenaza debido al enfrentamiento de China por ciertos territorios y la relación con Trump, considera que el presidente de Estados Unidos será positivo. "Lo único que sabemos por ahora de Trump es que va a por el crecimiento, donde por ejemplo, su política de repatriación de fondos corporativos en el extranjero podría suponer un impulso de la reinversión corporativa, sumado probablemente a alguna sorpresa agradable para los accionistas en forma de dividendo".

Antes esta posibilidad, Chris Bowie, Partner and Portafolio Manager del TwentyFour Absolute Return Credit Fund, de Vontobel AM, espera que "los Treasuries suban de forma moderada en los próximos años, destacando especialmente el crédito en EEUU". Por ello recomienda tener cuidado "de no comprar bonos gubernamentales de muy larga duración", optando por bonos cuyo rendimiento sea mayor que su duración. "Es la mejor manera al menos que seas muy bueno pronosticando el tiempo del mercado".