El mercado de renta fija está en plena ebullición. Los bancos centrales han dejado claro en las últimas semanas que 'va a ser que no' lo de guardar el bazooka monetarista y que van a seguir interviniendo el mercado a lo loco para evitar que la economía se despeñe.

"Primero fue Powell -el presidente de la Fed- en noviembre, cuando dio marcha atrás en los planes de ir normalizando la política monetaria, y luego Draghi -el del BCE- en la reunión de Sintra, cuando lanzó un mensaje muy parecido al de verano de 2012: le vamos a dar a la maquina hasta que veamos cambios drásticos en las variables que seguimos", me decía muy gráficamente Enrique Lluva, gestor de fondos de renta fija de Imantia Capital.

La consecuencia: los fondos de renta fija volando, con rentabilidades espectaculares en los últimos meses. Y como dinero atrae a dinero: avalancha total de entradas de dinero en los bonos. Según los últimos datos de Bank of America, en la última semana hubo entradas record en estos productos, una auténtica barbaridad. 

Eso, a nivel global. En España también llevamos meses viendo como la renta fija se ha convertido en la reina del mambo en cuanto a los flujos de inversores hacia fondos de inversión. Sólo entre las categorias de renta fija y renta fija mixta hemos tenido entradas netas superiores a los 3.000 millones de euros en lo que va de 2019, mientras seguía saliendo dinero de la renta variable. De hecho, es bastante probable de que muchos inversores estén viendo ganancias en sus fondos de renta fija que uno sólo esperaría para un activo como la renta variable. 

A uno todo esto le inspira mucho respeto. No tiene ningún sentido que el bono español a 10 años esté a punto de entrar en negativo, que Grecia se financie a largo plazo a prácticamente los mismos tipos que EEUU ahora mismo, pero si algo nos ha demostrado la historia financiera es que ponerse delante del toro de los bancos centrales te puede dejar con cornadas hasta en el dedo meñique del pie derecho. Así que, cuidadín en un sentido y en otro.

Y mientras tanto, los hipotecados a tipo variable, a disfrutar de la vida. El euribor a 12 meses ya se ha ido hasta el -0,25% y todavía podría irse más abajo. No te van a pagar para financiarte, pero poco faltará. Más de uno estará pensando comprar un inmueble con esta financiación para luego alquilarlo... Para ellos dejo por aquí esta herramienta interactiva.

¿Me interesa comprar una casa para alquilarla?: