fondos-reparto-dividendosLa  posibilidad de obtener rentas periódicas es una de las particularidades que marca el atractivo en los fondos de reparto de dividendos. Escoger acciones con una larga tradición en los mercados financieros, generosas en el reparto de dividendos y con perspectivas de mantenerlos al alza con el paso de los años es clave para los inversores que se decantan por las rentas recurrentes. 

Aunque estos fondos presentan algunas desventajas fiscales al tener que tributar por los dividendos de forma periódica y no se benefician del interés compuesto como los fondos de acumulación, lo cierto es que son para muchos inversores una alternativa interesante que les permite ingresar dinero de forma más o menos continuada. Especialmente para aquellos que elijen los mejores fondos de reparto de dividendo, que vienen acumulando una rentabilidad superior al 40% en este 2019. 

Está claro que cuando hablamos de fondos de inversión lo más conveniente es, como indican los asesores financieros, fijarse en el largo plazo. Sin embargo, siempre es conveniente orientarse y tener una referencia de partida. Por eso, en Finect hemos elaborado un ranking por categorías con los fondos de reparto que están consiguiendo las rentabilidades más altas en lo que va de año. 

 

Los fondos de reparto más rentables en 2019

Si nos ceñimos al corto plazo, en los últimos nueve meses hay diez fondos de reparto que han sobresalido por encima del resto. Entre los fondos de renta variable con mejor comportamiento en este 2019, destacan especialmente los de Europa y EEUU y, por sectores, son el tecnológico y el de oro y metales preciosos los que cosechan los mejores resultados, llegando a subir por encima del 40%. Eso sí, si nos fijamos en la rentabilidad por dividendo que han ofrecido estos fondos en los últimos doce meses la más elevada se sitúa en el 0,64%. 

fondos_reparto_finect

Los mejores fondos de reparto de renta fija

Para los inversores más conservadores que busquen tener rentas recurrentes con los fondos de reparto también hay algunas opciones atractivas en el mercado aunque, obviamente con desempeños menores en el corto, medio y largo plazo. Así, los mejores fondos de reparto de renta fija obtienen rentabilidades superiores al 12%, unos porcentajes que se reducen hasta el 2% o 3% si tenemos en cuenta la rentabilidad a 3 años. No obstante, estas cifras tienen como resultado unas rentabilidades por dividendo superiores que se sitúan entre el 1% y el 2%

fondos_reparto_renta_fija_finect

Los mejores fondos de reparto de renta variable

Los fondos globales de renta variable de capitalización flexible acumulan en este 2019 un comportamiento bastante dispar. Seis de los diez primeros obtienen rentabilidades superiores al 20%, mientras que en última posición dentro del ranking de los mejores fondos de reparto la rentabilidad se queda en torno al 8%. No obstante, si nos fijamos a tres años el comportamiento de los diez mejores es algo más estable, entre el 8% y el 11% de rentabilidad (a excepción de uno de ellos, que se sitúa en el 1,7%). En cuanto al rendimiento a 12 meses, destaca el fondo Long Term Investment Fund Classic EUR, con una rentabilidad por dividendo del 4,16% y un rendimiento del 15,73% en lo que va de año. 

fondos_reparto_Renta_variable_finect

Los mejores fondos de reparto de altos dividendos

En el ranking de mejores fondos de reparto no podían faltar los fondos que invierten en compañías con altos dividendos. Este 2019 los diez mejores fondos en esta categoría acumulan rentabilidades de entre casi el 25% y el 20%, aunque las cifras se reducen en el medio plazo hasta la mitad aproximdamente. Respecto a la rentabilidad por dividendo, la mayoría de estos fondos supera el 2%. 

fondos_reparto_alto_dividendo_finect

¿Fondos de acumulación o fondos de reparto de dividendos?

Los fondos de reparto de dividendos son una alternativa interesante para aquellos inversores que quieren rentabilizar su patrimonio y obtener rentas periódicas. Sin embargo, la fiscalidad de los dividendos puede jugar muchas veces en contra, ya que debemos tributar por ellos. En concreto, este tipo de fondos tributará ante Hacienda como rendimientos del capital. Si el cobro no supera los 6.000 euros la fiscalidad será del 19%, mientras que si se eleva por encima de esta barrera la tributación será del 21% (entre 6.000 y 50.000 euros) al 23% (más de 50.000 euros). 

Aunque los fondos de reparto pueden ser atractivos, especialmente para los inversores más conservadores, existe otra opción como los fondos de acumulación que, además de no verse afectados por la fiscalidad como los fondos de distribución, también se benefician del interés compuesto a lo largo del tiempo. Elegir entre un tipo de fondos u otros dependerá de muchas variables pero, sobre todo, de nuestras metas y nuestro perfil inversor. Si  estás pensando en rentabilizar tu patrimonio y no sabes qué tipo de productos elegir lo mejor será recurrir a la ayuda de un asesor financiero que te preparará un plan personalizado en el que se contemplen todos tus objetivos de inversión.