Leo hoy en Funds People que José Manuel Pérez Jofre, uno de los gestores más reconocidos de nuestro país, también ha dejado Valorica y ha fichado por labanca privada gestora de Santander, que por lo visto se está reforzando incorporando talento. Me ha parecido importante por el significado simbólico que acarrea.

Aunque en teoría Tressis anunció que había comprado Valorica hace un mes, la realidad es que el valor de un hedge fund son sus gestores y a día de hoy ninguno de los cuatro grandes gestores que estuvieron en este proyecto ( Cristóbal Thomas de Carranza, Iván Yáñez -ambos fundadores- Juan Manuel Mazo... y ahora José Manuel Pérez Jofre) siguen en la firma, con lo cuál ya se ve que aquello de "compra" es en realidad un eufemismo para la nota de prensa y como dijeron Carlos Hernanz y Eduardo Segovia en Cotizalia era más bien un "cierre"

A mí particularmente me da mucha pena lo que ha pasado en Valorica por varias razones: 

- Era un proyecto emprendedor, cada uno de los gestores había dejado muy buenos puestos en grandes compañías para lanzar el hedge fund, algo que no es muy común. Y particularmente me da mucha pena que este tipo de iniciativas no llegue a buen puerto. Para los pocos que se mueven... En fin.

- Simpatía por los gestores. Tengo en consideración especial a Cristóbal desde las épocas en las que le entrevistaba en Expansión. No tengo ni idea de qué va a hacer ahora, la verdad. Espero que le vaya muy bien. 

- Talento español en la gestión. Valorica era la oportunidad de que el gestor español siguiera aumentando su reconocimiento a gestor internacional, además de casos como los de Bestinver, Cygnus... o nuestros gestores más reconocidos.  Pero no ha podido ser. Lo tenía todo: buen equipo, un buen tamaño de partida, buenos socios... Pero, como dice el tópico de los periodistas deportivos, "no pudo ser".

¿Qué ha fallado?

- Desde luego, en su buque insignia, que era el Valorica Global, parece que la cogestión no ha dado los resultados esperados. Recuerdo que en elEconomista, lo titulé cuando lo lanzaron "Un Formula 1 con dos pilotos"... y ya se ha visto que es muy difícil que dos pilotos gestionen a la vez un mismo coche. 

Lógicamente, culpar a los mercados no tiene sentido. Si algo aportan los hedge fund en teoría es que deben proporcionar rentabilidades descorrelacionadas de los mercados. 

Y, de hecho, a Valorica le fue bien en el peor año, en 2008 cuando el Valorica Global subió un 10% y los mercados se desplomaron más de un 40%. 

Curiosamente, lo que no le han perdonado sus partícipes es que se hayan perdido el fuerte rebote posterior de los índices.