"Señor Pabrai, hoy estamos perdiendo cinco millones de dólares". Quizá no es necesario que se lo diga, pero  puede que su secretaria (único empleado con el que cuenta) le haya lanzado este aviso hoy mismo a uno de los grandes gurús del value investing.

La apuesta de Mohnish Pabrai por  Horsehead Holding, compañía especializada en el procesamiento de zinc, le debe estar dando muchos dolores de cabeza. Era  la tercera mayor posición de su fondo Dalal Street al cierre del segundo semestre, con más 74  millones de dólares en acciones que representaban el 15.64% de la cartera de valores cotizados. Digo representaban porque acumula un 74% de caída en el trimestre.


Pero M ohnish no se arredra. Es un valor que conoce desde hace tiempo.  Sigue defendiendo su tesis de inversión.   En el tercer trimestre ha comprado otras 1.68  millones de acciones. ¿Cómo lo sabemos? Dalal Street, vehículo de inversión gestionado por Pabrai,  controlaba más de 6.3 millones de acciones al cierre del segundo trimestre. Al superar el 10% en la compañía  Dalal está obligado a reportar todas las operaciones en el valor. Y M ohnish no ha estado quieto. Haciendo un seguimiento de sus movimientos reportados a la SEC podemos conocer como y cuando ha estado operando. En el siguiente gráfico podéis comparar la evolución del precio de la acción de Horsehead (línea azul, eje izquierdo), con los importes de compra ejecutados los últimos 3 meses (barra naranja, eje derecho en millones de dólares)


Si sumaramos todas las compras del segundo trimestre obtendríamos la nada desdeñable cifra de 13,5 millones . 9 de ellos ya se han esfumado. Si además incorporamos en la ecuación las acciones con las que contababa en cartera al cierre del segundo trimestre las pérdidas se incrementan hasta los 59,5 millones En total 68.5 millones volatilizados. 5 de ellos sólo hoy. Ayer cerró por primera vez desde 2008 por debajo de los 3 dólares, una vez pérdidos no ha resistido y hoy ha llegado a bajar hasta otro 24%.

La compañía

Horsehead Holding Corp. es la mayor productora de zinc en los Estados Unidos y un fabricante líder de productos de valor agregado de zinc como el óxido de zinc, o polvo de zinc. A nivel global es el mayor reciclador de zinc. El zinc es un material relativamente escaso en la corteza terrestre. Entre sus aplicaciones industriales se encuentran el decantamiento de plata o su uso como componente en baterías de alto rendimiento, pero son el galvanizado y las aleaciones industriales las que consumen mayor número de toneladas. El galvanizado consiste en la aplicación de una capa de Zinc sobre otros metales para otorgarles propiedades adicionales, esencialmente resistencia a la abrasión y oxidación.

Las dificultades

Horsehead se ha centrado en los últimos tiempos en el desarrollo de una nueva planta de producción de Zinc La fábrica está orientada a producir Zinc enriquecido de alto grado y galvanizante.  La capacidad productiva estaba estimada en más de 150.000 toneladas/año.

La planta, ubicada en Mooresboro (Carolina del Norte) parece no estar funcionando bien. Según una nota publicada hoy mismo  en la pagina web de la compañía, la producción sufrió un revés a finales de mes por una falla en una de las torres de refrigeración.  En la misma nota informan que no publicaran nuevos datos relativos a la producción hasta la publicación de los resultados en el tercer trimestre. No estoy seguro si es el mensaje a transmitir cuando tu compañía ve reducido su valor a un  cuarto en menos de tres meses. 

Las últimas caídas han dejado a la compañía con una capitalización ligeramente superior a 130 millones de dólares. Los más de 400 millones reportados como deuda a largo plazo se me hacen excesivos para esta capitalización y aunque las caídas hayan dejado los múltiplos por los suelos no hay que olvidar que es una compañía que desde 2011 no ha obtenido un EPS positivo.

Las lecciones a aprender

Es  demasiado pronto para sacar conclusiones a largo plazo. Lo que sí que está claro es que comprar a la baja tiene sus riesgos. Y aunque desde un punto de vista “value” es irreprochable  su actitud, lo cierto es que las acciones que ha estado comprando durante el verano acumulan una pérdida del 71% , y de  los más de 13 millones de dólares invertidos en la posición apenas quedan 4 (si valoramos la posición con la acción en 2.36.). 

Por lo tanto, mucho cuidado con comprar agresivamente cuando baja un valor. Es como tratar de coger un cuchillo que cae. Y te puedes cortar. En mi caso particular mi cuchillo fue Imtech. Desde entonces soy más cauteloso a la hora de entrar en este tipo de situaciones.  Y mucho cuidado también con la concentración de cartera.  Buffett suele decir que el apalancamiento funciona en dos direcciones. La concentración de cartera también. Me encantan las carteras concentradas , exigen una convicción y personalidad que son la mejor manera de calibrar la determinación de un gestor. Si las cosas van bien, generaremos alpha...pero ¿y si van mal?. 

Aún es pronto y toca esperar.  En unos meses veremos si M ohnish se ha equivocado en timing. O en algo más.