Flexibilidad y alta exigencia de rendimiento ante un escenario complejo. Estas son dos de las principales cualidades que definen al Sextant Bond Picking, fondo de Amiral Gestion (puedes echar un vistazo a su grupo en Finect aquí). Según la firma, se trata de un fondo de renta fija internacional en el que aplican los criterios value investing para invertir de manera flexible en todos los segmentos del mercado de bonos y de cualquier calificación crediticia. 

Sin embargo, lo que llama la atención de este producto es la alta asignación de liquidez que tiene: más del 40%. “Nuestra filosofía a la hora de invertir es que ninguna emisión que no tenga un buen cupón o un rendimiento en proporción al riesgo de crédito no entra en nuestra cartera. Esta premisa, teniendo en cuenta el entorno actual, provoca que tengamos una posición significativa en liquidez”, afirma Pablo Martínez Bernal, responsable de relaciones con los inversores. 

De hecho, los gestores del fondo dan dos motivos para tanta liquidez: por un lado, para proteger su portfolio y por otro, para aprovechar la oportunidad de inversión cuando los tipos vuelvan a su normalidad. “Hemos sido muy excluyentes a la hora de elegir las inversiones. No sabes qué ocurrirá con los mercados porque los gobiernos están muy endeudados y no pagan interés”. 

En este contexto de rentabilidades ajustadas, buscan adquirir obligaciones que tengan buenas valoraciones, aunque la mayoría están muy caras. Por tanto, apuestan por empresas de calidad y que posean un capital potente, ya que si el escenario empeora, estas serán capaces de soportar la presión y adquirir aquellas que tengan una situación más delicada. 

¿Dónde están invertidos? Como se ha dicho con anterioridad, una de las principales cualidades del fondo es la flexibilidad. Por ello, la asignación de capital está repartido en su mayoría en bonos (53,7%) de distinta índole, seguido de renta variable (5,1%) y efectivo y asimilados (41,2%) (es decir, liquidez). 

En cuando a la distribución geográfica, la gestora apuesta por activos europeos: Francia (23,2%), Alemania (15,5%), España (9%) e Italia (8,9%), entre otros. Por sectores, el patrimonio está mayormente invertido en compañías del sector financiero (28,2%) y energéticas (18%).

En España, apuestan por Sacyr (4%), Colombia Telecom (Telefónica), en la que tienen un peso en cartera del 8,5% y Cajamar, otro 8%.

LEER MÁS:

"Entramos en la fase del ciclo donde pareces estúpido si te quedas en liquidez"

Teekay y Aryzta sufren: ¿Aprovecharán las caídas los gestores para comprar más?

Value Tree: “La próxima corrección será más fuerte y estará más concentrada”