Este viernes pasado estuvo en Madrid James Sym, gestor del Schroder ISF European Alpha Focus, el fondo más rentable a 12 meses entre los de su categoría, RV Europa Capitalización Grande Blend, con una rentabilidad del 31% a este plazo. En buena parte, gracias a su apuesta por el sector financiero, donde vio una enorme oportunidad el verano pasado, que ahora ve similar en las operadoras de telecomunicaciones, aunque en este caso espera una recuperación menos brusca y más prolongada. 

Tuvimos una interesante charla de 30 minutos, en la que le pregunté tanto mis dudas como las que algunos de vosotros le planteasteis en el grupo de Schroders. Espero que os parezca interesante: 


James Sym, SchrodersPregunta:  Muchos gestores y analistas consideran que los mercados están caros 
James Sym: Han subido mucho, es verdad, pero creo que están en su valor razonable. Nunca he sido bueno en anticipar el mercado sino en encontrar las mejores compañías en cualquier entorno. Y todavía puedo encontrar buenas ideas, lo que me sugiere que no están extremadamente caros. 

P: En tus tesis de inversión esperabas un incremento de la inflación. Y, aunque algo ha subido, parece que muy poco. ¿Te sorprende? ¿Cambia en algo tu estrategia?
No. Cuando todo el mundo se haya dado cuenta de que la inflación ha vuelto, será tarde para invertir en empresas que se beneficien, ya habrán subido demasiado. 
Para analizar las tendencias en la inflación miro las dos vertientes de la economía: el mercado laboral; cómo evoluciona el empleo, los salarios... y el mercado de capital; cómo se encuentra la inversión en capital, el uso de las fábricas... Ambas se han tensionado el último año. Muchas de las más de 500 empresas con las que nos vemos cada año nos han dicho que han aumentado sensiblemente las inversiones este ejercicio. 
Las tendencias de fondo no han cambiado en mi visión, aunque a corto plazo influyen otros factores, como los precios energéticos.

P: ¿Te sorprende la ausencia de volatilidad en los mercados?
Es cierto que está muy baja ahora mismo, si lo medimos con el índice VIX, pero eso puede cambiar en cualquier momento. En febrero de 2016 tuvimos mucha volatilidad, con el Brexit también… Y en estos picos podemos encontrar muy buenas oportunidades. 

P: ¿En qué sectores ves más potencial? 
Seguimos teniendo una fuerte sobreponderación en el sector financiero, aunque habíamos reducido tras la fuerte subida. Hemos vuelto a comprar bancos, pensamos que hay oportunidad de asistir a una segunda ronda de subidas. 
Y estamos muy positivos con las operadoras de telecomunicaciones, que están muy baratas. Hay valores que están por debajo de los precios que tocaron durante la burbuja tecnológica. Nadie las quiere, pero nosotros tenemos cerca del 20% en el sector.

P:¿Y por qué gustan tan poco al mercado?
Por un lado, porque se trata de un sector donde ha aumentado mucho la competencia y donde las medidas de los reguladores han presionado los márgenes. Pero esto parece haber llegado a su fin. Las operadoras que tienen paquetes integrados de móvil, internet y televisión están empezando a subir los precios, porque si tienes una oferta conjunta te cuesta más cambiarte. 
Por otro lado, el nivel de inversión en capital que están realizando ha sido muy alto hasta ahora, porque han tenido que desarrollar el 4G y desarrollar la red de fibra por todo el país. Pero una vez lo han hecho, ya no es necesaria tanta inversión y además la fibra requiere después menos mantenimiento y dura más. 
Por lo tanto, vamos a ver ingresos al alza, con costes a la baja, lo que elevará los beneficios. Pero el mercado no está viendo este cambio, porque durante los últimos años el sector siempre ha decepcionado. “La misma vieja historia”, piensan muchos.
 
P: ¿Ocurrirá con las telecos como con el sector financiero, que pasó de ser el gran apestado hasta verano de 2016 a volar después?
No creo que sea un movimiento tan violento, tan rápido, pero sí espero fuertes subidas, creo que podría duplicar desde los precios actuales pero en más tiempo porque para que muchos inversores vuelvan a confiar en estas empresas tendrán que demostrar año tras año que pueden generar más flujos de caja.

P: ¿Cómo ves el sector de automóviles? 
Justo estuve hace unos días en París viendo muchas compañías. Fue mi mayor posición en 2014 y lo hizo realmente bien, pero ahora mismo no tengo fabricantes de coches en cartera, sólo de neumáticos, que no es exactamente lo mismo y es un sector mucho más resiliente.
En realidad, los fabricantes de automóviles están muy baratos y ya se pueden imaginar los motivos: la amenaza de Tesla, el pico del ciclo, el dieselgate… Además, ahora se compran muchos más coches con financiación que antes y hay dudas de cómo podrían reaccionar a un cambio en el entorno. Así visto, la perspectiva es muy negativa, pero hay compañías líderes del sector cotizando a 5 veces beneficios. Y cuando una compañía está así piensa cómo podría aumentar el valor percibido para el accionista, y esto sería a través de un incremento del dividendo. No las tengo en cartera, pero lo estoy considerando.

P: ¿Hay algún país donde seas más positivo?
Nosotros miramos las compañías, no los países. Aunque es cierto que hay veces que el mercado estigmatiza a un país y eso hace que haya muchas de sus compañías queden a precios atractivos. 

P: ¿Cuando se intervino Popular en España cambió tu visión sobre el país?
No. Cuando hablamos del sector de bancos, creo que lo mejor es comprar los mejores bancos, los de mayor calidad. Aunque sean los más caros del sector, no estás pagando un precio demasiado exigente.

P: ¿Hay más valor en pequeñas o grandes compañías?
En las pequeñas, que por regla general crecen más y están menos seguidas por el mercado. A nivel valoración, también vemos más atractivo ahora en las pequeñas… No en general, como grupo, pero sí en compañías concretas.

P: ¿Te preocupa la fortaleza del euro, por el posible impacto en los beneficios de tus empresa en cartera? 
No es bueno para que haya más inflación, que es uno de mis escenarios. Pero creo que es muy gestionable por los directivos. Además, creo que es señal de la recuperación de la economía. Mi cartera se beneficia de la subida del euro porque los beneficios de las empresas que tengo están en euros, no en yenes ni dólares.

P: ¿Por qué elegir un fondo de bolsa europea frente a uno de EEUU?
Por un lado, porque con la gestión activa tenemos más capacidad de aportar valor frente a los índices en Europa que en un fondo de EEUU. Por otro, porque las valoraciones son mucho más atractivas y los beneficios están más deprimidos, lo que deja un alto potencial de recuperación en muchas empresas. En EEUU, en cambio, hay muchas grandes compañías que están tremendamente caras.
 
P: La última… Como gestor, cómo gestionas el riesgo de entrar demasiado pronto o demasiado tarde en un sector, en una compañía. ¿Piensas en estas emociones al invertir? 
Al final, es criterio. Muchas veces se trata de esperar que un sector esté clarísimamente fuera de moda, como hemos visto con el financiero. En verano del año pasado todos los grandes bancos de los distintos países europeos cotizaban por debajo del valor en libros. Esto supone que el mercado le está diciendo al banco que deje de dar créditos, que cese su actividad, porque destruye valor. ¿Por qué cotizaban así? Porque el BCE estaba tomando medidas especiales para estimular el crecimiento. Pero esto era insostenible, estaba claro que tendría que cambiar… Ahora vemos una situación parecida en telecomunicaciones.