Hoy traemos un indicador que ha estado dando vueltas en portales financieros anglosajones, el “ Skycraper curse” un indicador basado en el número de rascacielos construidos.  Podríamos decir que es un  indicador “contrarían”. La historia de dicho indicador desde inicios del siglo pasado indica que cuando se construyen varios rascacielos que baten en altura a los existentes coinciden con grandes recesión.

Veamos este gráfico de  TheEconomist:

 

 

Es una correlación confeccionada en un “índice” desde que lo descubriese el analista de inversión Andrew Lawrence en 1999. La lógica que subyace a este curioso indicador es que en momentos en los que hay euforia colectiva se levantan grandes construcciones bastante más caras y grandilocuentes que las preexistentes. ¿Te suena la película?

Esa euforia colectiva se torna en debacle y en posterior recesión, como las que se apuntan en el gráfico:

  • Pasó en 1907 en el gran pánico
  • Pasó con la gran depresión de los años 30 iniciada en el Crash del 29
  • Pasó con las crisis del petróleo en los 70
  • Pasó con la crisis asiática en los 90
  • Pasó en el inicio de la actual crisis económica iniciada en 2007-2008

¿Ocurrirá en 2014-2015?

No lo sabemos, pero 2014 fue el año record en cuanto a terminación de grandes rascacielos.

Veamos un gráfico más detallado de TheEconomist :

 

 

El aumento por altura y número es brutal. Recordar que en Madrid se han embarcado en un  macroproyecto de grandes torres que parece no tiene sentido, sobre todo con la reciente experiencia del boom inmobiliario.

Veremos lo que nos cuenta la historia en los próximos meses.