Ayer conocimos la venta de BNP Paribas Personal Investors en España a Renta 4. La noticia causó sensación en un público muy concreto: los inversores que desarrollan una estrategia de fondos indexados optimizando al máximo el coste.

La razón es que, con las condiciones de BNP Paribas Personal Investors, se podía construir una cartera de fondos indexados a un coste muy bajito, porque mezclando en las proporciones adecuadas los fondos de Vanguard y Amundi no se pagaba comisión de depositaría. Con lo cual, uno podía crearse una carterita global con unas comisiones totales en el entorno del 0,25%-0,35%.

El negocio era tan bueno para los inversores como poco interesante para la filial española de la firma francesa. De ese coste, BNP Paribas Personal Investors sólo recibía una retrocesión muy pequeña, de una cantidad ya baja de por sí. Es decir, un margen enano. Con lo cual, necesitaba un volumen muy alto de clientes para ser rentable. ¿Estaba sucediendo esto?

Imagino que no. Aunque el crecimiento en nuevas cuentas ha sido muy fuerte para BNP Paribas Personal Investors en los últimos meses, entre otras cosas por el boca a boca de quienes utilizaban el 'truqui' de la mezcla de Vanguard y Amundi para no pagar custodia, la inversión indexada sigue siendo muy minoritaria en España. Según la nota de prensa de la operación, BNP Paribas Personal Investors tenía un total de 18.000 clientes en esta plataforma. Pongamos que sigue creciendo, que duplica o triplica en un par de años... Pues aún así seguirían siendo decenas de miles, no cientos de miles ni millones. No hay volumen por ahora.

Y si no hay volumen ni margen... Pues ya se sabe. Y menos cuando hablamos de un grupo financiero internacional que cuenta con numerosos negocios con mucha mayor rentabilidad y liderazgo que esta plataforma de contratación de fondos para inversores españoles. Y más cuando el impacto de la regulación ha ido aumentando los costes de cada cliente unitario para las firmas de inversión en los últimos años, con todos los procesos de la normativa Mifid II.

En Estados Unidos las negocios de contratación de fondos indexados sí funcionan, porque se ha convertido en un producto extremadamente popular, sí hay cientos de millones de clientes. Sí hay volumen. Pero en España no. 

¿Qué pasará con los clientes de BNP Paribas y sus condiciones actuales? En un principio las mantienen, aunque imagino que a medio plazo Renta 4 las convergerá con las que ofrece a sus clientes. Iremos a un modelo de acceso a casi cualquier fondo indexado, pero con clases 'sucias' con retrocesión (más caras) o clases limpias con comisión de custodia o mantenimiento adicional.

Para los que buscan hacerse su propia cartera mixta de fondos indexados, los costes agregados ya sea en Renta 4 o en otras plataformas como Openbank probablemente se irán al 0,4%-0,5% de media. En esta última, se pueden contratar algunos fondos de renta variable de Amundi como el Index World al 0,35% sin comisiones adicionales o el de emergentes al 0,45%. 

Para los que prefieren que alguien les haga la cartera de fondos indexados y se la gestione, a través de un roboadvisor, el coste total se sitúa ahora mismo entre el 0,7% y el 1%, todo incluido, como podéis ver en nuestro comparador de gestores automatizados. Yo espero que vaya bajando a lo largo de los años, pero no muchísimo desde los mínimos actuales.

Me temo que la inversión en España en gestión indexada ultrabarata tardará mucho en llegar... En concreto, hasta que seamos millones de personas los interesados y no sólo unos pocos miles.