Como he estado fuera un par de semanas, en las que el mercado ha vivido una buena caída, me estoy haciendo un recorrido por los fondos y acciones que sigo a ver cómo se les ha dado. Y, entre los que me han sorprendido para bien, de nuevo sale el M&G Optimal Income

El fondo gestionado por Richard Woolnoough, el segundo más seguido en Unience, apenas ha caído desde los máximos históricos que alcanzó en 18,35 euros a finales de julio. Y, así, mantiene una rentabilidad cercana al 3,5% en lo que va de 2014, lo que le convierte en uno de los más rentables este año entre los más populares en Unience

¿Cómo ha conseguido resistir tan bien la caída o incluso avanzar durante la primera parte de la corrección? La distribución de los activos de su cartera ha sido la clave.

Un gran acierto ha sido la fuerte reducción de la exposición a renta variable que había venido realizando en los últimos meses. 

Así la tenía a cierre de este junio de 2014, según su último informe mensual:

Así, a finales de junio tan sólo tenía un 3,3% en bolsa, casi la mitad del 6,1% que tenía a cierre de marzo de 2014, y una tercera parte de lo que llegó a tener durante el segundo trimestre de hace un año, cuando superó el 11%, sus máximos de acciones en cartera (puede tener  hasta un 20% por política de inversión). 

Ese acierto ha ido unido a la mayor ponderación que le había venido dando a los activos considerados más 'refugio', a los que ha ido el dinero en la corrección. Así, a cierre de junio tenía una exposición neta a bonos de gobiernos cercana al 28% y una ponderación neta próxima al 55% en deuda privada con calificación de 'grado de inversión'.

Es decir, que antes de la corrección tenía la enorme mayoría del fondo metido en la 'caja fuerte', con la excepción de la parte de renta fija high yield, que en bruto pesaba un 28% en la cartera.

Está claro que Woolnough ha vuelto a acertar con la estrategia durante este último mes. Veremos en las próximas semanas si 'hace caja' tras estos movimientos y vuelve a aumentar bolsa y reducir deuda... O todo lo contrario. Hasta ahora, sus últimos comentarios han seguido siendo muy 'a favor' de la renta fija.