Visto y no visto. Norges Bank, el custodio del fondo soberano de Noruega (NBIM), ha durado un suspiro como accionista relevante de Duro Felguera. El mayor inversor europeo ha vendido una pequeña parte de las acciones que adquirió en la reciente ampliación de capital de la compañía y lo ha hecho con plusvalías.

Según consta en los registros de la CNMV, el superfondo nórdico (1 billón en activos) ha recortado su participación del 3,1% al 2,8% del capital tras la venta de unos 12 millones de títulos, valorados en unos 360.000 euros. De este modo, Norges Banks se cae de la lista de accionistas significativos de Duro al bajar del nivel del 3% que marca la CNMV.

Los 'vikingos' de la bolsa también ha comunicado el préstamo de 5 millones de títulos de Duro, una práctica habitual de los noruegos para maximizar el rendimiento de sus inversiones por la vía de alquilar sus acciones a los bajistas.

El fondo de Noruega invirtió unos 4 millones de euros en la ampliación de capital de la empresa asturiana a razón de 0,027 euros por acción. Mientras tanto, la cotización de Duro Felguera se ha mantenido de forma constante por encima de ese nivel desde que comenzaron a cotizar las 4.600 millones de nuevas acciones.

¿Qué fondos tienen una acción?:


Los nuevos inversores que compraron en la ampliación gozan todos de plusvalías desde el minuto uno. Tanto Indumentaria Pueri, la sociedad de cartera de la familia Domínguez, como La Muza, de la familia Urquijo, o Sabino García Vallina, dueño de la ingeniería TSK y antiguo primer accionista de Duro.

Por otro lado, algunos de los antiguos accionistas que no acudieron a la ampliación de capital han quedado borrados del mapa de la compañía. Es el caso de Inversiones Río Magdalena, de la familia Arias Zapico, cuya participación ha caído del 10% al 0,3% por la drástica dilución de capital que han sufrido los antiguos socios de Duro.

La familia Ybarra (Onchena) también ha actualizado su participación ante la CNMV, del 5% al 0,5%, mientras que los Álvarez Arrojo (Somio, El Piles) todavía no ha comunicado cuál es un porcentaje en la compañía, aunque según los términos de la ampliación ésta podría haber bajado desde el 24% al 0,7% siempre que no hayan comprado en la ampliación.