Es la segunda gran socimi tras Axiare en caer en el proceso de consolidación del sector. Hispania Activos Inmobiliarios, impulsada por el legendario George Soros desde su creación y salida a bolsa en 2014, asiste a una a la toma de posiciones de grandes inversores en plena OPA por el 100% de Blackstone. El último en moverse ha sido otro gigante casi homónimo, omnipresente en todos los festines bursátiles y que responde al nombre de Blackrock.

La ‘roca negra’, considerada la mayor gestora de fondos del mundo, ha declarado con fecha de 24 de abril que posee 4,38 millones de acciones de Hispania, equivalentes al 4,04% del capital y valorado en unos 78 millones de euros. De esta manera, el gigante se convierte en el cuarto accionista de la socimi por detrás de Fidelity (4,9%) y Canepa Management (5,9%), sociedad vinculada al equipo que dirige Concha Osácar y fundador de Hispania.

Desde hace dos semanas, la posición de Blackrock -que agrega las acciones de decenas de fondos de la gestora- se ha elevado en unos 80.000 títulos en plena OPA de Blackstone, convertido en el mayor ‘casero’ de hoteles y viviendas en España.

Una OPA de 1.900 millones

Los ‘piedras negras’ atesoran el 16% de la Hispania tras comprárselo a Soros (Quantum Capital) el pasado 5 de abril. El inversor que ‘doblegó’ al Banco de Inglaterra en los años 90 puso fin con esa operación a cuatro años de estancia en el accionariado de Hispania.

Tras convertirse en el mayor accionista, Blackstone anunció una OPA sobre el 100% de Hispania, valorada en unos 1.900 millones de euros. Paga 17,45 euros por acción y la cotización de la socimi ya se ha puesto (17,6 euros) un 1% por encima de ese nivel.

El gigante que dirige Stephen Schwarzman acaba de presentar a la CNMV la documentación necesaria para que el supervisor valore su OPA. Los analistas de Link Securities consideran que se pueden producir próximos movimientos, sobre todo, después de que el consejo de administración calificase de ‘no solicitada’ la oferta de Blackstone.

O lo que es lo mismo: hostil. “Recomendamos esperar a una posible contraoferta por parte de otra entidad, o a una mejora de la misma por parte de Blackstone, dado que el consejo de administración comunicó su búsqueda de alternativas frente a la OPA, no consensuada con la dirección de Hispania”, señalan estos expertos.

De momento, Blackstone se ha puesto la venda antes de una potencial herida. Según Expansión, el fondo estudia comprar otros activos en Europa como la inmobiliaria británica Capital & Countries Properties, que podría convertirse en su plan B si no prospera la toma de control iniciada sobre la empresa española.

Píldora: