Mikhail Fridman, el magnate ruso dueño de Alfa Group o X5, ha completado su última jugada en la compañía española DIA. El mayor accionista de la empresa de distribución ha comunicado a la CNMV que eleva su control indirecto en la empresa hasta el 29% del capital, al borde del límite legal que le obligaría a lanzar una OPA sobre el 100% de la empresa.

No te pierdas: 

  1. Mercadona y Maradona, los bajistas se encienden ante la doble crisis de DIA
  2. Accionistas fake: UBS liquida el 6% del capital de DIA
  3. Lo que debes saber sobre los bajistas de DIA y el préstamo de valores
  4. Tic, tac... Bomba de relojería en DIA con Goldman, los cortos y Fridman

 

Un 14% aparcado para Fridman

 

En concreto, Fridman ha declarado un nuevo contrato de compra a plazo de acciones equivalentes al 4% y con vencimiento el próximo 19 octubre. Asimismo, el ruso ha modificado la fecha de ejecución de otro derivado que ya tenía sobre el 10% del capital a esa misma fecha, un mes antes de lo previsto en sus anteriores comunicaciones. 

De este modo, Fridman, a través de su vehículo inversor Letterone Investments, mantiene un 15% del capital de DIA de forma directa y un 14% indirecto a través de estos contratos. En total, un 29% de la empresa está bajo su control. La CNMV, como suele hacer en estos casos, requerirá al accionista que manifieste sus intenciones de lanzar o no una OPA, aunque el pasado año, el ruso ya descartó que aquello estuviese en aquel momento en su hoja de ruta.

Desde su irrupción en el accionariado de la cadena de tiendas de alimentación a finales de julio de 2017, la acción de DIA se ha desplomado un 65% en bolsa en doce meses. Primero tomó una participación inicial del 3% en la compañía tras invertir 100 millones de euros, que acompañó con la compra de un derivado sobre el 7% del capital que le permitía comprar más adelante, pero cubriéndose de potenciales caídas en la cotización.

Pendientes del 10% prestado de Goldman

 

En enero de 2018, Fridman ejecutó el derivado y elevó del 3% al 15% su participación directa en la empresa. De nuevo, volvió a contratar otro derivado para comprar a plazo otro 10% de DIA. Desde entonces no había movido ficha.

En total, Fridman habrá invertido 423 millones de euros en la empresa y ha nombrado a dos consejeros de su confianza: Stephen Ducharme y Karl Holland, exconsejeros delegados de X5 y Lidl. Mientras Fridman ha ido incrementando su participación, los ‘hedge funds’ bajistas que asediaban DIA han reavivado su actividad en la compañía española.

Los cortos llegaron a declarar cerca del 25% del capital y ahora tienen un 20,8%, según el último recuento de la CNMV. Entre los prestamistas de acciones para que estos fondos operen a la baja se encuentra, Goldman Sachs y Norges Bank agrupan un 13% de las acciones de DIA prestadas a otros inversores.

¿Cuánto he ganado o perdido con mis acciones?: