¿Qué han hecho los inversores bajistas en la Bolsa española? La pregunta que cada quince días responde la CNMV con la publicación de las posiciones cortas en las empresas que cotizan en España vuelve a tener nuevos protagonistas. Sabadell y Bankinter se situaron a la cabeza de los aumentos de cortos hasta el 9 de noviembre, después de un periodo convulso con la autorrectificación del Tribunal Supremo sobre la fiscalidad de las hipotecas y la aplicación de un decreto ley por el Gobierno. Sin embargo, los cortos redujeron su exposición a BBVA (del 0,48% al 0,22%) y, sobre todo, Bankia, del 5% al 4,1% de su capital. En Santander se mantuvieron con un 0,29% del capital en corto y en Caixabank no hay bajistas declarados. 

Más allá de la banca del Ibex 35, el recuento de la CNMV muestra una retirada generalizada en las compañías con mayor número de posiciones cortas, que son, de forma general, las acciones que más han caído en lo que va de 2018. Supermercados DIA, una vez resuelta la toma de control de Mikhail Fridman, vio como las posiciones cortas se redujeron por segunda quincena consecutiv desde el 13,3% al 11,5% actual y en contraste con el 17% de hace un mes.

Otro valor destacado ha sido Siemens Gamesa, cuyos resultados han hecho dar un paso atrás a los cortos desde el 5,98% al 5,1%. Mediaset España, dueño de Telecinco y Cuatro, también ha visto como los bajistas han reducido su presencia del 4,96% al 3,85%, mientras que en la constructora OHL han pasado del 8,7% al 8% del capital; y en la operadora de telecomunicaciones Cellnex han menguado del 9,22% al 8,7%.