Mediaset España, dueña de los canales de televisión Telecinco y Cuatro, ha llegado a subir en bolsa un 15% este lunes -aunque cerraron un 9,8% al alza, hasta 6,66 euros- ante la posibilidad de que su principal accionista Mediaset SPA (Italia) la excluya de cotización. Según avanza Bloomberg, el grupo italiano de Silvio Berlusconi -que tiene un 34% en Mediaset SPA, está valorando comprar la totalidad de la filial.

El objetivo sería agrupar su negocio audiovisual y establecer una nueva estrategia ante el avance de competidores como operadoras de telecomunicaciones y plataformas como Netflix o Amazon. Sin embargo, un portavoz de la compañía italiana negó en declaraciones a Reuters que Mediaset esté barajando la compra del 48% de su filial. 

Las acciones de Mediaset cerraron con un alza del 9,8%, hasta 6,66 euros tras el desmentido, si bien siguen liderando las subidas del Ibex 35. La compañía vale en bolsa unos 3.000 millones de euros, de modo que debería desembolsar cerca de 1.500 millones para hacerse con el 49,8% que está en manos de otros inversores, según los registros de la CNMV.

Mediaset era el segundo peor valor del Ibex 35 en 2018 con una caída superior al 35% que hoy se está viendo reducida de golpe. En esta píldora de Finect puedes consultar qué fondos estaban más invertidos en la acción, después de que durante este verano haya sufrido una severa corrección en bolsa tras el Mundial de Rusia.

¿Qué es un cierre de cortos? 

La cotización del grupos de medios ha subido como la espuma en cuestión de minutos después de que haya empezado a circular esa posibilidad de compra. Según datos a cierre de agosto, Mediaset era el octavo valor de la Bolsa española con mayor volumen de inversores en corto o bajistas en su accionariado con un 5,2% de su capital.

Su operativa básica consiste en vender las acciones que han pedido prestadas previamente a otro inversor con la esperanza de recomprarlas más baratas y obtener la diferencia.

Por este motivo, cuando hay circunstancias de mercado que elevan la cotización de una acción, estos inversores deben recomprar las acciones para desinvertir. Justo al revés de cómo lo haría un accionista común (vendiendo para desinvertir). Su salida violenta del accionariado es lo que se conoce como un cierre de posiciones cortas y suele provocar bruscos movimientos en las cotizaciones afectadas.

¿Qué fondos tienen una acción?: