En la situación actual de los mercados financieros, al son de la incertidumbre generada por las políticas económicas y fiscales de gobiernos y bancos centrales, el disponer de indicadores o índices que nos den pistas sobre la situación y el devenir de la economía real pueden ayudarnos a clarificar nuestra particular visión de los mercados.

A esta tarea nos puede ayudar el Baltic Dry Index (BDI) , este índice mide los precios de transporte marítimo internacional de mercancías. Al contemplar básicamente el transporte de materias primas, que constituyen la base para la transformación a productos intermedios o acabados (electricidad, construcción, acero, alimentos, bienes concretos…) se considera un indicador adelantado de la economía (futuro crecimiento y producción).
Para seguir leyendo:  http://bit.ly/cqZmXc Saludos,
Lluís