Vaya día hoy en la bolsa americana. Caídas importantes, de las que se llevan los titulares en las portadas de los medios online. 

El S&P 500 ha caído más de un 3%, mientras que el Dow Jones ha cedido un 2,4% y el Nasdaq, un 4,4%.
 


Los tres índices aguantan por los pelos en positivo en 2018, pero apenas ya por unas décimas. 

Esto va a suponer que casi el único activo que mostraba cifras positivas en el año, la bolsa americana, se mete también en el saco de las pérdidas en moneda local (aunque un inversor español todavía gana por la revalorización del dólar frente al euro).

El Nasdaq ya pierde un 13% desde máximos, lo que supone entrar en niveles que allá se consideran ya corrección. Aunque todavía le falta un buen trecho para ser considerado mercado bajista (20% desde máximos). 

Una de las cosas relevantes en el cierre de hoy ha sido que muchos de los grandes valores del mercado americano, de los que parecían invencibles, han caído con fuerza en la sesión. También en la tecnología, donde hemos visto caídas superiores al 5% en títulos como Alphabet (Google) o Facebook, entre muchos otros. 

Probablemente estas caídas llevarán a los índices a niveles de sentimiento negativo extremo y acabarán generando un rebote pero, como viendo diciendo desde hace un tiempo, no me gusta como ladra la perrita.