Iberdrola acaba de presentar su plan estratégico, en el que, entre otras cifras, ha destapado el dividendo que entregará a sus accionistas hasta el año 2022. 

La eléctrica ha subido sus expectativas de generación de beneficios para los próximos años (de los 32.000 millones que esperaba ganar en el plan inicial a los 34.000 millones que espera generar hasta 2022 ahora). Y, con la mejora de su previsión de ganancias, también sube la de los pagos que realizará al accionista. 

En concreto, Iberdrola prevé repartir entre un 65% y un 75% de los beneficios generados y marca el dividendo que, como mínimo recibirán sus accionistas en los próximos años.

Estas son sus previsiones:

Dividendo de 2018

Del dividendo que paga con cargo a los resultados de 2018 todavía queda un pago por efectuar (lo tiene que aprobar la Junta de Accionistas). Pero, entre el pago que efectuó en febrero y el que repartirá, previsiblemente en agosto, su dividendo anual llegará a los 0,351 euros por acción.

Dividendo de Iberdrola en 2019

Como mínimo será de 0,36 euros por acción.

Dividendo de 2020

Iberdrola pagará, como mínimo, 0,37 euros anuales.

Dividendo de 2021

La eléctrica prevé repartir 0,385 euros por título. 

Dividendo de 2022

Iberdrola espera llegar a un pago de 0,40 euros por acción, como mínimo. 

 

Una rentabilidad por dividendo superior al 5%

Con estas previsiones  la rentabilidad por dividendo de Iberdrola se sitúa entre el 5 y el 5,5% anual hasta 2022.


*Con precios del 26 de febrero de 2019.

Puedes consultar más información sobre su Plan Estratégico y objetivos hasta 2022 en su grupo en Finect haciendo click aquí.

Sigue la evolución de la acción, ratios, dividendos y más en la ficha de Iberdrola en Finect.

Calculadora: ¿Cuántos dividendos reparte una compañía?: