Cambios en la cúpula del mayor banco español y europeo. El consejo de administración de Banco Santander ha acordado poner a los mandos de la nave al italiano Andrea Orcel, procedente del suizo UBS y amplio conocedor de la casa por su papel como asesor de la entidad durante las dos últimas décadas.

Orcel fue banquero de inversión en Merrill Lynch y jugó un papel activo en la carrera de adquisiciones del Santander (Abbey National, Alliance & Leicester, ABN Banco Real, Sovereign...) a finales de la pasada década.

Gracias a estas operaciones, el grupo español practicamente triplicó su tamaño en activos y se convirtió en una entidad líder en Brasil o Reino Unido, dos mercados que rivalizan con España en la cuenta de resultados de la entidad bancaria. El italiano relevará como CEO a José Antonio Álvarez, que ha ocupado el puesto desde 2014.

Orcel y el nuevo plan estratégico en 2019

 

El nuevo jefe del Santander, actualmente miembro del comité ejecutivo de UBS Group, se incorporará a la dirección del banco a principios de 2019. "Tendrá un importante papel en la construcción de plataformas digitales integradas para el Grupo, al tiempo que preservamos nuestro modelo de filiales. Andrea Orcel ha colaborado con el banco en sus decisiones estratégicas desde hace casi dos décadas, y entiende y comparte nuestros valores y cultura”, explica la entidad financiera.

El banco que preside Ana Botín presentará a principios de 2019 su nuevo plan estratégico con dos focos: aumentar la vinculación de los clientes y crear una plataforma digital integrada. Orcel será el encargado de pilotar el nuevo rumbo que tome la entidad en la antesala de una previsible guerra por el negocio bancario entre las entidades tradicionales y las grandes tecnológicas como Amazon, Apple, Alphabet o Facebook. En esa dirección se enmarcan proyectos como el broker So:FIA o el respaldo a la estrategia de Openbank, su banco digital.

Álvarez, vicepresidente ejecutivo

 

Orcel sustituirá en el cargo a José Antonio Álvarez, que se convertirá a su vez en vicepresidente ejecutivo del Santander como relevo de Rodrigo Echenique, "que a petición propia abandonará la presidencia de Santander España y la vicepresidencia del grupo". Tras este nombramiento, Álvarez y Bruce Carnegie-Brown serán los dos vicepresidentes del grupo, aunque Álvarez el único con funciones ejecutivas.

El cambio en la dirección principal del banco, siempre a las órdenes de Ana Botín, presidenta ejecutiva, no es el único relevante que se ha producido. Guillermo de la Dehesa (77 años) dejará el puesto de vicepresidente aunque permanecerá en la entidad como miembro de su consejo de administración.

Pero además del fichaje del italiano Orcel para el puesto de consejero delegado y el ascenso de Álvarez a vicepresidente, Santander renovará en parte su consejo tras la vacante de Juan Miguel Villar Mir (86 años), principal accionista de OHL y Ferroglobe, quien abandonará el máximo órgano de gobierno tras presentar su renuncia una vez vencido su mandato.

¿Cuanto sabes de la accion en la que inviertes?: