Haciendo el resumen de prensa me he encontrado con este artículo de Enrique Utrera: Divorcio total: sólo los analistas españoles creen en Telefónica.
 
Según el artículo, los analistas nacionales y extranjeros no se ponen de acuerdo con qué hacer con Telefónica. Mientras que los nacionales recomiendan comprar en bloque, las firmas de fuera piensan que es mejor reducir o al menos mantener. Esto se traduce en una horquilla en los precios objetivos que va desde los 15,90 euros fijados por Banco Sabadell, hasta los 8,50 euros considerados por Barclays.
 
En teoría parte de esta división es por el anuncio de supresión de dividendos del pasado 25 de julio, pero si comparamos su histórico con el del Ibex vemos que tampoco tuvo demasiada repercusión en su cotización:
 
 
En cuanto a su análisis fundamental, Telefónica tiene un PER igual a 8,87, lo cual está bastante bien. Si miramos las ventas y los beneficios por acción, mientras que las primeras han bajado en 2012 de 13,82 euros a 13,77 euros, los beneficios han pasado de 1,18 euros en 2011 a 1,23 euros en 2012.
 
¿Vosotros qué pensáis sobre Telefónica: comprar, mantener o vender?