Supermercados DIA se ha derrumbado un 42% en bolsa este lunes, hasta 1,10 euros por acción, después de que el consejo de administración de la empresa haya anunciado un ‘profit warning’ (advertencia a la baja sobre resultados), han optado por cancelar el dividendo y han realizado otra reforma de la cúpula directiva tras la salida de Ricardo Currás.

Ambas decisiones se producen a pocos día de que Mikhail Fridman, el mayor accionista a través del fondo Letterone L1 Retail, eleve su participación en la compañía desde el 15% al 29% del capital, movimiento que se producirá antes del próximo viernes 19 de octubre.

Antes de esa jornada expira el contrato sobre el 14% del capital de DIA contratado por Fridman con los bancos de inversión. Goldman Sachs, el segundo accionista, mantenía alquilado ese mismo porcentaje a los inversores bajistas que operan en el valor. Norges Bank, otro de los grandes prestamistas de acciones de DIA, acaba de reducir su participación en un 1%, según una notificación a la CNMV de este lunes.

Los inversores en corto han controlado durante el último año la cotización de DIA entre el 18% y 25% del capital de la empresa. En este mismo periodo, DIA ha perdido en bolsa tres cuartas partes de su valor en bolsa y ahora apenas unos 700 millones de euros frente a los más de 2.500 millones de mediados de 2017. Estos fondos, entre los que se encuentran los gigantes AQR o Marshall Wace, deben recomprar sus acciones (en lugar de venderlas) para poder deshacer su inversión.

OPA no, dividendo tampoco

 

El multimillonario se quedará a las puertas del límite del 30% que le obliga a lanzar una OPA sobre la totalidad de la empresa, pero no tendrá que hacerlo. Lo que sí han hecho ha sido lanzar un ‘profit warning’ para este 2018 al detectar que los márgenes se están erosionando por la competencia (Mercadona) y al previsible impacto de Argentina en sus cuentas.

DIA estima que su EBITDA ajustado (resultado bruto de explotación) previsto para 2018 se situará en un rango de 350-400 millones de euros, un 29%-38% inferior a los 568 millones de euros registrados en 2017 y peor que la caída del 14% registrada en los resultados de junio. El grupo advierte que su resultado neto recibirá un impacto negativo de 70 millones.

Este panorama ha llevado a los ‘nuevos’ gestores a cancelar el dividendo de la empresa. “La estimación anterior no incluye el impacto que pudiera derivarse de la inminente aplicación de la norma contable IAS 29 para economías hiperinflacionarias que será de obligatoria aplicación desde el tercer trimestre de 2018 debido a su actividad en Argentina”, señala la empresa.

Nuevo presidente: el gestor del ‘Mercadona ruso’

 

Stephen DuCharme (ex CEO de X5 Group), el hombre fuerte de Fridman en DIA junto a Karl Heinz Holland (ex CEO de Lidl), se convertirá en presidente en ‘funciones’ de la empresa después de que el consejo haya aceptado hoy la renuncia presentada por Ana María Llopis en abril. La ya expresidenta seguirá como consejera hasta el próximo 31 de diciembre.

DuCharme, que ocupará el cargo de forma provisional, ha sido nombrado vicepresidente primero de la empresa y estará flanqueado por Richard Golding y Mariano Martín, que serán también vicepresidentes de DIA. No es el único golpe de mano de Fridman, que ha logrado incorporar un tercer consejero (Sergio Ferreiro) al máximo órgano de gobierno de la empresa.

La presidencia vacante será ocupada mientras tanto por DuCharme, el directivo que convirtió a X5 Group (propiedad de Fridman) en una de las principales cadenas de distribución en Rusia. Con este historial a sus espaldas, el gestor francés ha liderado la expansión en Reino Unido del multimillonario ruso a través del fondo Letterone, que también cuenta en nómina con el exCEO de Lidl, Karl-Heinz Holland.

¿Qué fondos tienen una acción?: