El gráfico lo dice todo. Y las cifras también. El volumen negociado en la bolsa española en mayo sufrió una caída espectacular: un descenso del 42% respecto al mismo periodo del año anterior. 

En el conjunto de los cinco primeros meses del año, el descenso del volumen de negocio es del 25% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Casualidad o no, casi lo mismo que retrocede la cotización de BME desde hace un año.