El índice más icónico del mercado americano, la 'bandera de Wall Street, ha alcanzado hoy una nueva cota 'redonda'. El  Dow Jones de Industriales se encuentra hoy por encima de los 17.000 puntos por primera vez en su historia.

Y ojito, porque tenemos otra gran cifra psicológica a las puertas en el otro gran índice americano.  El S&P 500 marca hoy también nuevos máximos y se queda a apenas un 1% de los 2.000 puntos.

Atentos pues, que cuando se alcanzan estas cotas suelen darse muchos titulares en los grandes medios y puede generarse cierta euforia... Algo que para un inversor de estilo 'contrarian' es una alerta total. 

Hoy, por lo menos, tiene un buen motivo la bolsa de EEUU para subir: el dato de paro de junio, que ha sido claramente mejor de lo previsto. Se han creado casi 300.000 empleos el último mes y la tasa de paro ha subido hasta el 6,1%.

Fijaos la impresionante racha de meses consecutivos creando empleo que lleva la economía americana, en este gráfico de  Calculated Risk

Yo tengo un feeling extraño de que poco después de tocar el S&P los 2.000 vamos a tener algún sustillo. Pero es sólo una sensación, que no está basada en nada serio. Y, además, llevo tiempo equivocándome con Wall Street, esperando una corrección que no ha llegado.

Por cierto, que el  Ibex ha vuelto a situarse hoy claramente por encima de los 11.000, aunque aún mejor ha sido la subida del  Eurostoxx 50, que también roza máximos de los últimos años.

Está interesante la cosa...