Si nos dan a elegir todos queremos más, nadie elige menos. Todos queremos tener una cuenta bancaria con más ceros, una casa con más metros cuadrados, un coche con más caballos, pero no sólo ocurre en el aspecto material, también deseamos ser el más querido de los hermanos, el más listo de la clase o el que tiene más admiradores/admiradoras entre el grupo de amigos.
En el Trading el camino que recorremos es exactamente el mismo. Cuando empezamos, y creo que todo el mundo empieza de la misma forma, ponemos nuestras primeras operaciones en el mercado casi sin ningún conocimiento de lo que realmente estamos haciendo, si vienen los primeros éxitos, no pasa nada, queremos más éxitos, más dinero, más operaciones ganadoras, pero si por el contrario (y también es lo habitual) nos encontramos con las primeras pérdidas, nos damos cuenta de que en realidad no teníamos ni idea de lo que hacíamos, empieza nuestro camino de acumulación 
Los primeros pasos son los correctos, tenemos que tener capacitación, en este caso el tener más, el saber más, es lo correcto. Debemos adquirir los conocimientos necesarios para la nueva aventura: conocimientos técnicos, gestión del capital, gestión emocional…
Hasta aquí todo es normal, el problema es que en el Trading no existen las normas sociales y de conducta que habían gestionado nuestros anteriores “mas”, aquí no hay reglas y nos vemos desbordados por la ingente cantidad de información que nos lleva a tomar una decisión de Trading u otra.
Además, los actores participantes en este circo, no ayudan precisamente con anuncios como “Gané 1.000 dólares en 5 minutos”, este tipo de publicidad de algunos brokers debería estar totalmente prohibida, sobre todo por que la foto es de un surfero sonriente, una imagen muy alejada del trader real debatiendose delante de la pantalla de su ordenador: ¿Compro? ¿Vendo?
Ante la avalancha de información, no es raro ver pantallas llenas de indicadores técnicos que no dejan ver lo más importante, el precio.
Este es el camino de la búsqueda de la piedra filosofal, el indicador perfecto, el que de las señales de Trading geniales, este es el camino del Trading al “más”, camino que en mayor o menor medida todos han transitado.
Ese momento en el que la información que nos llega, bien sea a través de indicadores, noticias, blogs, foros, etc, ha llegado al punto más álgido y vemos como nuestra cuenta de Trading, a pesar de seguir todas las recomendaciones de brokers, de amigos traders, de indicadores, etc, cada vez va a menos, tomamos la decisión de que en el Trading el camino real es de más a menos.
Hay que mantenerlo simple. El Trading, la decisión de compra o venta tiene que ser simple, lo realmente complicado y donde surgen los “más” fantasmas es en nuestra mente.
Cuesta mucho lidiar con la realidad del Trading. La realidad es que cualquier sistema es válido, ya sea utilizando la acción del precio, cruce de medias, o utilizando el indicador de moda, lo que realmente es importante es la gestión del capital y la gestión emocional.
Por fin hemos descubierto que más información, más indicadores, más foros que visitemos no nos harán mejores traders o más consistentes, sólo lo conseguiremos con menos.
Menos indicadores, menos riesgo, menos información inútil. Sólo hay un detalle en el Trading donde el “más” si es realmente importante, y en el que todo trader debe hacer un poco cada día por ser más…más estudio de tu comportamiento, conocerte cada vez más y mejor, ahí encontrarás realmente tu piedra filosofal, tu indicador perfecto. El Trading de más a menos.