El grupo presidido por Rafael del Pino ha constituido Ferrovial Internacional, sociedad con sede en España que englobará todos los negocios  y activos de concesiones, construcción y servicios fuera de nuestras fronteras, con objeto de continuar su refuerzo del negocio exterior, que ya representa el 72 % de sus ingresos y el 78 % de su EBITDA.

Un dato aún más revelador de la internacionalización del grupo es que España, que le aporta un 28 % de las ventas y un 22 % del EBITDA, no es el mercado principal del grupo, ya que el Reino Unido aporta el 42 % y el 43 % de cada uno, respectivamente. En este país tiene en la concesión del aeropuerto londinense de Heathrow a uno de sus principales activos. Estados Unidos, Canadá y Polonia son otros de sus principales mercados.

Ferrovial acordó la compra de tras aeropuertos británicos, ha hecho una oferta para la adquisición del 100 % de Transfield, empresa australiana de construcción y servicios y, junto con Abertis, puja por la ITR (Indiana Toll Roll), que es la mayor autopista de peaje de Estados Unidos.

Durante el pasado mes de febrero publicamos un artículo en el que ya valoramos a Ferrovial como un buen valor para invertir. Actualmente, seguimos viéndolo como un buena empresa para tener en cartera, ya que, salvo que rompa claramente el soporte de los 14 euros por acción, parece que mantendrá la tendencia alcista que tiene en el largo plazo.