En los últimos trimestres nunca se han podido contar tan pocos fondos de inversión españoles que tengan acciones de DIA en cartera. La cadena de supermercados, en una situación delicada que pasa por aprobar una ampliación de capital de 600 millones de euros, ha visto cómo en el último trimestre de 2018 hasta 76 fondos liquidaron su posición. 

Parte de la culpa de que tenga menor presencia entre los fondos de bolsa española la tiene su expulsión del Ibex en diciembre, que provocó la salida inmediata de la cartera de fondos indexados, cuyo objetivo es replicar al Ibex 35. Entre ellos, alguno de los más populares, como el ING Direct Naranja Ibex 35. 

Pero la cadena de distribución también ha perdido popularidad entre los gestores activos: Francisco García Paramés, que había entrado en su capital durante el tercer trimestre de 2018, con una inversión valorada en 1,7 millones de euros, deshizo la posición al completo solo unos meses después, según los últimos datos a cierre de año. 

Al igual que el fondo Cobas Iberia, más de 70 productos replegaron velas tras asumir pérdidas en el valor, que cotiza en el entorno de los 40 céntimos, cuando hace un año valía más de 4 euros por título, o cuando en octubre, antes de presentar su revisión a la baja de objetivos (profit warning), rondaba los 2 euros.

Entre quienes han decidido no esperar más y cerrar la posición con pérdidas, se encuentran algunos de los fondos de bolsa española con más partícipes, como BBVA Bolsa, Sabadell España Bolsa o Mutuafondo España. 

Tras esa criba, 32 productos están presentes en el capital de DIA. Entre los que deciden continuar su apuesta por el valor, se encuentran los fondos Renta 4 Nexus (que ha subido su participación) y Renta 4 Pegasus (entró en el último trimestre), Caixabank Bolsa All Caps España, Bankia Small&Mid Caps España.