Giro de 180 grados. La anulación del cambio de criterio del Tribunal Supremo sobre quién debe pagar a Hacienda el impuesto AJD de las hipotecas ha sido inesperado. Y como tal, la reacción está siendo brusca como lo fue tras el dictamen del pasado 18 de octubre. La banca española recupera casi todo lo perdido en octubre, aunque moderó su euforia tras el anuncio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sobre una nueva legislación vía decreto ley para que los bancos asuman el impuesto a partir de ahora sin retroactividad.

Al cierre, las acciones de los 8 grandes bancos comerciales que cotizan en bolsa (Santander, BBVA, Caixabank, Bankia, Bankinter, Sabadell, Unicaja y Liberbank) registraron subidas de entre el 1,2% y 5,3%. Bankia y Liberbank son los más expuestos al negocio de las hipotecas en España. Como os contamos en Finect antes de la decisión del Supremo, la exposición de los fondos españoles a los bancos se elevó un 1% en el tercer trimestre, hasta superar los 2.500 millones de euros, según los datos enviados a la CNMV por las gestoras.

“Sin entrar a valorar la decisión del Pleno del Tribunal Supremo -sería más cuestionable la propia naturaleza de los tributos que quién los debe pagar-, señalar que ésta ha sido toda una sorpresa, ya que el escenario base manejado por los inversores era que los bancos deberían hacer frente al pagos de los impuestos de las hipotecas con la retroactividad en la aplicación de la ley como única duda”, explican los analistas de Link Securities.

¿Cuánto he ganado o perdido con mis acciones?: