La semana pasada el equipo de Gesconsult presentaba su visión de mercado para este último semestre de 2018. Estos seis primeros meses del año han estado marcados por la volatilidad y la entrada de los fondos más conservadores en terreno negativo. De esta manera, David Ardura, Director de Gestión de la firma, recalcaba la complejidad de los mercados durante este 2018: "Es un año que está siendo especialmente complicado de gestionar, está existiendo mucho ruido que hace que los fundamentales se separen del mercado siendo este entorno propicio para encontrar oportunidades".

 

Posicionamiento en los mercados de renta variable 

Se ha cumplido ya la primera mitad del año y Lucas Mauri, Gestor de renta variable de Gesconsult, cree que hay un claro títular para estos primeros meses "La vuelta de la volatilidad". Hemos tenido un comienzo fuerte de año pero... ¿qué es lo que ha ocurrido para que la volatilidad que se situaba en mínimos de los últimos 30 años se dispare? Según el gestor, la explicación proviene de algo tan absurdo como la publicación de un dato de salarios de EE.UU por encima de lo esperado en que el mercado se pone nervioso al descontar una mayor inflación.

Aunque Lucas argumentaba que, si hay algo que destacar y que ha condicionado la gestión estos meses, ha sido Trump y su política a través de las redes sociales y la guerra comercial: "En una economía global tan conectada cualquier medida protecionista de subir aranceles al final afecta a todos los sectores que en algún punto de la cadena de producción depende de importaciones" apuntaba.

En lo que se refiere a sectores están apostando por materias primas, automovilísticas y fabricantes de componentes de coches, consumo, real estate y tecnología. Y en contra, están negativos en sectores defensivos como son telecomunicaciones y utilities. 

En cuanto a regiones, María Cebollero, gestora de renta variable de la firma, opina que España es una de las regiones con mayor potencial dentro de los mercados europeos: "Seguimos viendo el ciclo económico europeo bueno aunque hay una serie de nubes en el horizonte que nos hacen ser cautos". De esta manera, el escenario central que manejan es continuar con la compra de renta variable europea: "Los índices desde máximos de enero han caído, el Eurostoxx casi un 8%, pero además hay sectores que se han dejado más de un 20%".

En renta variable están gestionando el ruido de los mercados desde principios de año con el incremento de la liquidez, que ha pasado del 12% hasta el 17%. En gestión de cartera a corto plazo se mantienen prudentes antes del verano con la inminente presentación de resultados. Además, están infraponderando el sector financiero: "Pensamos que es un sector barato pero en el corto plazo no vemos grandes catalizadores para que suba si no va acompañado de la normalización de verdad y una mayor subida de tipos".

Focalizando en España, Gonzalo Sánchez, Gestor de renta variable España y Portugal, ha querido dejar muy claro que España no tiene nada que ver con Italia, el cambio político es distinto y además el país va a seguir a la cabeza de Europa en lo que se refiere a crecimiento en Europa. 

Entrando en temas de valoración España se encuentra en un punto con valoraciones muy atractivas en cuanto a términos históricos. Además, dentro del sector bancario español están infraponderados. En cambio Gonzalo cree que el sector papelero es muy interesante y se encuentran muy positivos, así, en el segundo trimestre, han vuelto a comprar Ence con las recientes caídas. El sector inmobiliario es otro de los sectores por los que apuestan mediante promotoras con suelo en regiones como Madrid, Cataluña o la Costa del Sol. 

Posicionamiento en los mercados de renta fija

"2018 está siendo un año complicado de gestionar, incluso aquellos fondos conservadores que pensamos que son buenos se han visto sacudidos por un terremoto. Por poner un ejemplo, en este tipo de fondos sería una caída de un 48% el equivalente en bolsa" afirmaba David Ardura. 

Así hay un denominador común en todos los mercados de renta fija y es que se han vuelto ilíquidos explicaba "Es muy complicado cruzar una operación en renta fija corporativa a niveles decentes". 

El mensaje que dejan para renta fija estos años son escenarios negativos en donde todavía no se atreven a tomar riesgo. Se encuentran posicionados cortos en el bund alemán y en lo que se refiere a oportunidades, creen que el bono italiano a dos años ofrece un atractivo del 1%: "No vamos a participar en la locura, necesitamos un cierto grado de confianza para empezar a comprar activos de riesgo".

En resumen en el corto plazo tienen activos con un vencimiento muy corto, una duración muy corta y una tir alta (1,3%).