Tras dos meses en Moncloa, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya tiene en su mesa la primera crisis internacional de gran envergadura y ésta afecta de forma directa a España. Llega en plena minicumbre vacacional con la canciller alemana Angela Merkel, que estará en Doñana este fin de semana junto a Sánchez. El tema central no será otro que Turquía y el terremoto económico del eterno aspirante a formar parte del club europeo, amén de socio en la OTAN.

La divisa turca se derrumba este viernes en los mercados financieros (-15%, hasta 0,154 dólares) en plena turbulencia financiera y olla a presión de su economía. La lira Además, la situación ha escalado con un pulso sin precedentes con EEUU con una nueva oleada de sanciones económicas por parte de Trump y subida arancelaria al acero turco, como os han contado aquí @CarmenAlba y @maitelpz a lo largo del viernes.

El Ibex 35, tocado por la lira de BBVA

 

El conflicto diplomático que ha desembocado en una amenaza económica de primer orden. La desagradable sorpresa es que el país europeo más expuesto es España en términos de inversión crediticia en las empresas y familias turcas. La fuerte presencia de BBVA en Turquía tras su política de adquisiciones en el país fue seguida por otras entidades financieras y ha convertido el país en una gran socio comercial.

El banco que preside Francisco González tiene el 15% de sus activos en el país y cerca de 9.000 millones de euros de bonos turcos en su balance al cierre del primer semestre. Además, BBVA ha invertido cerca de 7.000 millones de euros desde 2010 en hacerse con la mitad del Garanti, el segundo banco de Turquía. El Banco Central Europeo (BCE) ya vigila a la entidad española junto a otras con fuerte presencia allí como BNP Paribas o Unicredit, según Financial Times

Un gráfico que pone el foco en la banca española

Los bancos extranjeros que operan en Turquía prestan en dólares y el desplome de la lira frente al billete verde pueden provocar una ola de impagos. Los clientes turcos deben 83.300 millones de dólares a los bancos españoles, menos de la mitad (38.800 millones) a los franceses y una cuarta parte a los italianos, según los datos del BIS.

El Ibex 35, la referencia de la Bolsa española, cayó este viernes un 1,56%, hasta 9.602 puntos, con BBVA como principal motor de las caídas con un -5,1%. Caixabank y Sabadell registraron caídas del 3%, mientras que Bankia y Santander bajaron un 2,8% cada una. También se vio golpeada por la subida arancelaria al acero la siderúrgica Arcelor (-2,8%) y la asegurador Mapfre (-1,7%), que tiene negocios allí.