El pasado 1 de julio venció la línea de crédito extraordinaria a 12 meses ofrecida por el BCE para dotar de liquidez al sistema financiero de la Eurozona y la sorpresa fue que éstos sólo optaran por renovar una cantidad un 37% menor a lo previsto, en los plazos más cortos (3 meses y 6 días) que ofrecía el BCE ...
Para seguir leyendo: http://bit.ly/astFRn S2,
Lluís