Amancio Ortega

Es bien sabido que Amancio Ortega posee la mayor fortuna de España y de Europa. Lo es por la bolsa: su participación del 60% en Inditex está valorada en más de 50.000 millones de euros. Es menos conocido que el fundador de Zara ha construido otro imperio paralelo en el sector inmobiliario entre EEUU, Asia y Europa en torno a Pontegadea Inversiones y gracias a la reinversión de los dividendos que cobra de Inditex.  

Para algunos, Pontegadea es la mayor inmobiliaria española y, si cotizase, lo haría en el Ibex 35 junto a Inditex. Su cartera de activos en 'real state' roza los 9.000 millones de euros y es el resultado de una fe ciega por el ladrillo para diversificar su patrimonio personal. Durante la última década, Ortega se ha hecho con edificios por todo el mundo. Desde París a Londres, pasando por Nueva York, Seúl o Madrid con la Torre Picasso y Cepsa. Los precios inmobiliarios han comenzado a caer en algunas de esas grandes capitales y Ortega ha redirigido su 'megadividendo' a una de las grandes acciones españolas.

Antiguo accionista de Astroc y Popular

 

Las sucesivas inversiones inmobiliarias de Ortega siempre han sido el reverso de un tema casi tabú: que la mayor fortuna española no invertía en la bolsa más allá de sus acciones en Inditex. Ese desapego ha durado años. De hecho, no está registrado como accionista significativo de ninguna empresa cotizada española desde que en 2014 liquidó el 1,5% que mantenía en Banco Popular (que quebró en 2017 y acabó en manos del Santander).

Fue una mala experiencia que se sumó a las que vivió en NH Hoteles, Agbar y, sobre todo, Astroc (actual Quabit). Las pérdidas millonarias que sufrió entonces y los vaivenes de la bolsa le llevaron en 2011 a liquidar también Keblar y Alazan, las dos sicavs con las que acumulaba la mayor cartera de acciones de todo el mercado.

Entre 2002 y este 2018, la multinacional textil habrá repartido más de 16.500 millones de euros en dividendos brutos a sus accionistas y, de ellos, 9.744 millones han ido al bolsillo de Ortega. Ese flujo constante de dinero ha ido destinado a comprar propiedades para su alquiler posterior. A cada pago de dividendo de Inditex le seguía la pregunta: ¿cuál será la propiedad que comprará la mayor fortuna española?

Nuevo socio de Telefónica

 

En este 2018, tras el pago de dividendo de mayo, la patrimonial de Amancio Ortega no anunció ninguna gran operación, pero la montaña de dinero seguía en sus cuentas. Más de 660 millones del último dividendo de Inditex aguardaban un destino y este llegó el pasado 30 de julio con una inversión de 400 millones en Telxius, filial de Telefónica.

El creador de Inditex ha entrado como socio de Telefónica en Pontel, la empresa que controla el 60% de Telxius y tendrá un 10% indirecto en la compañía que gestiona los cables submarinos y las torres de telecomunicaciones del dueño de Movistar. Será el tercer mayor accionista por detrás del grupo de capital riesgo KKR.

De facto, se convierte en accionista de una empresa de 4.000 millones que saldrá a bolsa a medio plazo. Telefónica canceló en 2017 la OPV de Telxius por la baja valoración que iba a obtener en bolsa y optó por incorporar grandes inversores institucionales como KKR o ahora el propio Amancio.

¿Cuántos dividendos reparte una compañia?: